Padres temen enviar hijos a escuelas

En este período académico, padres prefieren la enseñanza en casa.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional informó de un plan piloto para el regreso a clases de los estudiantes de manera presencial, sin embargo, padres de familia de unidades educativas locales señalan que, a pesar de las disposiciones no enviarán a sus hijos.

Hechos

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, informó que desde el 1 de septiembre entrará en marcha un plan piloto de retorno progresivo a clases presenciales y empezará con unidades educativas de la ciudad de Guayaquil.

A decir de Manuel Villavicencio, padre de dos estudiantes (8 y 10 años) de la Unidad Educativa “Lauro Damerval Ayora”, no enviará a sus hijos a clases si el plan piloto anunciado por el Gobierno se pretende establecer en Loja.

“No voy a arriesgar a mis hijos a que se contagien del virus, para ello, hemos hecho esfuerzos en mi familia adecuando una sala de estudio con los implementos necesarios. Es verdad, no todos tienen las posibilidades, pero creo que es poca responsabilidad de las autoridades pretender que vayan a un lugar donde fácilmente puede hacer aglomeraciones”.

En cambio, María Castillo, indicó que con o sin plan piloto no arriesgará a sus dos hijos enviándolos a clases a pesar que haya las medidas de bioseguridad. “Todos conocemos, especialmente quienes somos padres de familia como son los niños, a pesar de las restricciones, ellos se agruparán para conversar o jugar”.

Además, la cifra de los casos de coronavirus en la provincia de Loja no ha disminuido y continúa en ascenso, por lo que las autoridades del Ministerio de Educación a pesar que señalen que es voluntario el envío a los establecimientos, debieron empezar con la enseñanza total desde casa, aunque sea por este período académico. Espera que tomen conciencia y estas decisiones se reviertan.

COVID-19

Para la pediatra Gisela León, el regreso a clases de los niños debe darse bajo condiciones estrictas de bioseguridad, ya que los espacios cerrados pueden llevar a focos de crecimiento rápido de la COVID-19.

“Se conoce que los contagios en menores de edad, es bajo en la provincia de Loja y la fuerza de la enfermedad es severa comparado con las personas adultas, sin embargo, por esta situación (regreso a clases) podría darse un repunte de casos en niños, que fácilmente podrían superar al resto de población”, destacó.(I).(FJC).