GAD parroquiales marcharon por el recorte presupuestario

Delegaciones de los GAD Parroquiales Rurarles llegaron a la Gobernación de Loja.

Un aproximado de 50 delegaciones de gobiernos autónomos descentralizados parroquiales rurales (GADP-R) de 76 marcharon hasta la Gobernación de Loja rechazando el recorte presupuestario y el retraso de los recursos, los cuales no han sido entregados desde mayo o junio.

Situación

En vista de la reducción del presupuesto las autoridades rurales como único recurso para rechazar la medida ha sido efectuar una marcha pacífica con todas las medidas de bioseguridad.

El presidente del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare) Loja, Dúval Cueva Villalta, expresó que los GAD están pasando por situaciones complicadas, porque si antes de la pandemia ya existía el retraso de los recursos, con la misma empeoró.

“Tenemos aproximadamente 3 meses en retraso de las asignaciones que por derecho les corresponde y que el Gobierno no les ha hecho llegar, lo cual dificulta el poder accionar frente a las diferentes necesidades, proyectos y obras que tienen encaminados cada uno de los gobiernos parroquiales. En la última entrega de los recursos en el mes de mayo notaron una disminución que va desde el 10% al 50% en la provincia de Loja, sin acuerdo o concesión”, dijo.

En esta pandemia le ha tocado asumir responsabilidades que no eran obligación de los gobiernos rurales, desde las fumigaciones, dotar de insumos a los centros de salud, adquisición de mascarillas, sin embargo, estas acciones han permitido que la mayoría de las parroquias no tengan casos en sus territorios.

Afectación

Joselito Gaona Álvarez, presidente del GAD de Santa Teresita, cantón Espíndola, indicó que el recorte bordea el 16% de USD 186.000.

Eso significa que proyectos en temas productivos tendrán que replantearlos, obras de infraestructura dejarlos o colocarlos en el plan de los próximos años, mantenimiento de las vías de acceso a los barrios con colocación de alcantarillas, entre otros que quedarán solo en ofrecimientos.

En cambio, Marcia Albán, presidenta del GAD Parroquia de Nambacola (Gonzanamá), mencionó que es del 30% de los USD 252.000 que recibían normalmente. “Esto no permitió ejecutar lo que se tenía programado como es la construcción de una casa comunal del barrio Piedra Grande, baterías sanitarias en el barrio Mollepamba, Guandulanga”.(I).(FJC).