Pobre Ecuador

Alberto Solano de la Sala Torres

Desde el 24 de mayo de 2017, Ecuador empezó una regresión histórica sin precedentes, se inicia con una insospechada traición al proyecto PAIS, hacia el pueblo que eligió su mandatario, hacia el Movimiento político que lo llevó al poder, hacia su Plan de trabajo que debía cumplir ya que fue aprobado, notariado y juramentado; y traición hacia sí mismo como persona y como ser humano.

Desde esta fecha, se inician funestos tropiezos, violaciones a la Constitución de la República, persecuciones, teniendo de su lado secuestrado todo el sistema de justicia, Contraloría, Cortes, etc. Se legaliza una consulta popular manchada de ilegalidades jurídicas; se nombró un CPCCS de Julio Trujillo, con poderes de deshojar y pisotear la Constitución a diestra y siniestra, desinstitucionalizando el país, y no contentos con ello, blindaron los destrozos, para que nadie toque ni investigue las barbaridades jurídicas cometidas con la democracia, la patria y el pueblo soberano.

Desde 2006 hasta 2017- Ecuador se constituyó en un referente de progreso y desarrollo, con un modelo económico de corte progresista socialista, basado en el reparto equitativo de la riqueza, la solidaridad, justicia, equidad y buen vivir; con inversión pública en miles de obras de infraestructura productiva, generación de empleo, incremento justo y digno de salarios en todos los sectores sociales, maestros, médicos, policía, ejército, empleados públicos, se dignificó a las amas de casa, servicio doméstico; se dedicó gran parte del presupuesto nacional a la educación y salud. En Educación se reformó el sistema educativo obsoleto y secuestrado a cierto sector político, se invirtió en infraestructura educativa, escuelas y colegios del Milenio; en salud se potenció y construyó hospitales de primer nivel, 2.400 centros de salud, se dotó de medicinas e insumos necesarios; se universalizó la salud, para que toda la familia ecuatoriana tenga acceso a ella.

Todo esto y mucho más se hizo en solo 10 años. Pero todo fue en vano, en solo 3 años, Ecuador, pasó a ser, del país admirado a ser un país con un modelo de gobierno neoliberal, manejado por las élites empresariales y partidos políticos de derecha que perdieron las elecciones; entregado en cuerpo y alma al FMI- Banco mundial y organismos transnacionales.

Hoy en momentos durísimos económicos y de pandemia, queda desnudo el verdadero rostro y las intenciones inhumanas del gobierno neoliberal, con miles de despidos de trabajadores del sector público especialmente de Salud, Educación, que son justamente los que la Constitución prohíbe tocar. El Ejecutivo envía a sus aliados de la Asamblea Nacional 2 leyes con el título de Humanitaria para confundir a los ingenuos y con 74 votos, son aprobadas.

El Presidente Moreno con fecha 21 de marzo 2020- firma el decreto 1066- encargando a Juan Sebastián Roldán, secretario General de la Presidencia, delegándole la autoridad nominadora; no sabemos, si nominadora, para designar personal menor de la Presidencia, o sea, desde el conserje hasta secretarios de oficina, asesores jurídicos. Ya que la otra facultad nominadora es potestad constitucional solo del Presidente de la República.

Caso curioso, el 24 de mayo de 2020- en la Cima de la Libertad, en el acto oficial de recordación de la Batalla del Pichincha, estuvo presidiendo la Ceremonia, Juan Sebastián Roldan (Secretario de la Presidencia) y a su lado el señor Otto Sonnenholzner en ese entonces vicepresidente.