Apoyo del Gobierno no ha llegado a las microempresas

Luego de tres meses de la reactivación económica las microempresas y comercios se recuperan lentamente porque no ha existido nada de apoyo del Gobierno, los impuestos continúan siendo los mismos a pesar de la crisis.

Circunstancias

El presidente de la Cámara de la Pequeña Industria (CAPIL), Patricio Valarezo García, manifestó que ciertas líneas de alimentos tuvieron un repunte durante esta pandemia, mientas el resto de sectores continúan suprimidos donde se nota que hay una restricción del circulante, “ya que los trabajos que teníamos proyectados, muchos no se han ejecutado, por ejemplo, de 10, 5 no iniciaron por la crisis y restricciones”.

Eso quiere decir que las pequeñas industrias actualmente están sobreviviendo, porque las imposiciones gubernamentales en cuanto a temas laborales como seguro e impuestos no han declinado, más bien han afectado y no observan por ningún lado la ayuda y son quienes tienen que verse como conseguir el dinero para pagar.

“Este poco interés del Estado ha provocado que las empresas no soporten la presión y algunas cierran sus puertas dejando a un gran número de personas en la desocupación”, añadió.

Señaló que todo lo planificado en este año se fue al piso y espera que el siguiente sea mejor, aunque tiene pocas esperanzas debido al proceso electoral donde se gastarán miles de dólares en propaganda, recursos que podrían ser usados para apoyar a los sectores productivos y comerciales.

Por su parte, Hernán Delgado, presidente de la Cámara de Comercio, indicó que la reactivación económica se está dando lentamente en el sector, porque no han tenido el apoyo de los gobiernos seccionales, ni del gobierno central, lo cual con el pasar del tiempo más negocios se cierran en la parte formal y se abren nuevos en la informal.

Por ejemplo, decenas de comercios afectados por la parte informal cerraron sus puertas, aunque no tienen una cifra superaría los 3000 en la provincia, sin embargo, algunos optaron por entregar sus patentes, RUC o RISE y realizan el trabajo desde casa, afectando a las entidades de recaudación.

Destacó que con la eliminación del estado de excepción, el comercio lojano, el más fuerte en la ciudad y provincia, ayudará a la apertura de todos los locales y habrá una verdadera reactivación, pero aquí estará bajo la responsabilidad de cada uno de los dueños para que las autoridades no tomen medidas restrictivas en contra de este sector.(I).(FJC).