Clases de manera virtual aún traen problemas

Inicio de clases de manera virtual aun trae inconvenientes.

Los estudiantes del régimen Sierra-Amazonía este 1 de septiembre iniciaron un nuevo año lectivo; su enseñanza será de manera virtual. Unidades educativas y padres de familia se han acoplado a esta nueva realidad, sin embargo, todavía sigue existiendo inconvenientes por el tema de conectividad.

Circunstancias

Empezaron clases un total 105.657 estudiantes en las provincias de Loja y Zamora Chinchipe: 71.789 educandos en el sistema fiscal; 9.755 en el sostenimiento particular; 22.889 en planteles fiscomisionales, y; 1.224 en escuelas municipales.

Alonso Guamán Castillo, rector de la Unidad Educativa Fiscomisional “Daniel Álvarez Burneo”, dijo que empezaron con mucho ánimo y esperanza este nuevo año lectivo, “estamos en un tiempo de emergencia sanitaria y confinamiento, por ende, los estudiantes recibirán sus clases en sus hogares”.

Para acercar la educación a sus hogares, la Unidad Educativa ha implementado una plataforma educativa institucional denominada Moodle con el aula virtual Marista y el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) siguiendo el currículo de emergencia emitido por el Ministerio de Educación, el cual está basado en proyectos.

“En este año lectivo el 100% de las estudiantes tienen acceso a internet, sin embargo, si en algún momento se presentan inconvenientes haremos todo lo necesario para solucionarlo y no dejar vacíos en el alumno”, añadió.

Por su parte, Marcia Calderón, madre de familia, expresó que este nuevo período académico tuvo que endeudarse para adquirir dispositivos y puedan recibir sus hijos las clases virtuales. “Ya tuvimos la experiencia de los meses anteriores donde se hizo difícil la enseñanza para los niños, porque en casa solo existía un celular de gama alta, con el cual recibían clases sus tres retoños”.

En cambio, el padre de familia, Adán Castillo, destacó que más allá de adquirir los dispositivos necesarios para las clases en este tiempo de pandemia, en su caso no existe conexión a internet y las empresas no desean brindarle los servicios por lo retirado de su vivienda de la ciudad.

“En el sector Sevilla de Oro, norte de la ciudad, varias familias tienen el mismo inconveniente, lo cual se vuelve un problema porque tendremos que adquirir planes de datos y no existe los recursos necesarios para hacerlo por la falta de fuente de trabajo”, añadió.

Vitalanio Jiménez, otro padre de familia, puntualizó que por su parte tuvo que gastar todos sus recursos para dar conectividad y dispositivos a sus hijos para las clases virtuales. “Espero que las autoridades, en especial de Educación hagan lo necesario para ayudar a las familias que no tienen la posibilidad de comprarse un celular o alquilar internet y en la periferia de la ciudad de Loja hay un gran número de ellas, lo cual están haciendo que sus hijos no estudien por la falta de estas herramientas”.(I).(FJC).

Dato
La Unidad Educativa Fiscomisional “Daniel Álvarez Burneo” inició clases con un aproximado de 3000 estudiantes.