Recursos del FMI deben ser invertidos en la reactivación productiva

Carlos Guerrero, Gabriel García y Jaime Villavicencio analizan sobre los recursos desembolsados por el FMI.

El Ecuador en los últimos meses viene solicitando recursos a organismos internacionales para sostener la economía, sin embargo, ciudadanos opinan que si esos recursos no son invertidos en la reactivación económica y productiva todos los gobiernos estarán en un círculo vicioso de pedir dinero y jamás saldrá adelante. 

Recursos

El economista Carlos Guerrero expresó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) acabó de aprobar un préstamo de USD 6.500 millones al Ecuador de los cuales USD 2.000 millones ya se desembolsaron, USD 2.000 lo harán a finales de año y el resto lo efectuarán con el próximo Gobierno.

Esos recursos los destinarán para pago de salarios y deudas con los municipios, prefecturas y más. “Este componente es importante porque la gente tendrá liquidez y eso mejorará la capacidad de consumo y por lo tanto se va a dinamizar la economía, generar empleo y la producción, sin embargo, se corre el riesgo que, si el consumo no está orientado a la producción local, el dinero con la misma velocidad que llegó se va a ir hacia el exterior”.

Ante esta situación el Gobierno Nacional tiene que tomar medidas para proteger la salida de divisas y efectuar mayores controles a la evasión fiscal, pero estas alternativas no sucederán porque el FMI presta el dinero con condiciones como la liberación del mercado de capitales y el comercio exterior, del precio del combustible, entre otros.  

Por su parte, Gabriel García, analista político, señaló que “una familia carente de ingresos permanentes sobrevive a punto de préstamos” eso es lo que le está pasando al Ecuador, no aumenta la producción en el país y estamos cayendo en un lamentable círculo vicioso, es decir, en lugar de generar recursos propios se está endeudando de manera irresponsable y será insostenible en el tiempo.

Ante ello, lo único efectivo es la reactivación económica del aparato productivo, la banca pública tiene trabajar para que las tasas de interés vayan a la baja, de tal manera que haya capitales frescos que se puedan invertir en la producción. Hay que estimular la inversión nacional.

“Vender el Banco del Pacífico es un error terrible, porque la entidad podría ser el que catapulte la baja de las tasas de interés, por ejemplo, si la entidad financiera pública baja el interés de los créditos, el resto para mantener su competitividad también lo hará”, añadió

Por otro lado, el analista político Jaime Villavicencio puntualizó que inyectar recursos a través de financiamiento del extranjero era notorio y esos recursos les permitirán cumplir con las obligaciones básicas.

La reactivación económica se complica porque los recursos que cada día obtiene el país no van destinados a producción u otras aristas que le generen dinero al país. “Se habla de más de 3 millones de desempleados y de ese número unas 600.000 estarían en la Central de Riesgos y si a ese número se lo sacara de este lugar, la economía empezaría a fluir y no se necesitaría tanto crédito internacional”.(I).(FJC).