Huida

Así como la noche

va formando tus olvidos,

te recuestas en el filo

de lo inmenso y material.

Así como la luz

del alba

se arremolina en el

azul del mar,… así te

escabulles

en espirales blancos

de calor tropical.

Así como tus ojos

se apagan

solos,

sueles advertir

un amanecer fugaz.

Así como te enciendes

en diminutos fuegos

… así como me sueltas

desde un abismal

anillo.

Así se va la vida

por las ventanas

mustias de

expiración fatal.