La peatonización de la calle Lourdes

Campos Ortega Romero

A la propuesta de realizar un estudio entorno a la peatonización de la calle Lourdes, entre las calles: Bolívar y Sucre, de nuestra ciudad, por parte del Municipio lojano, consideramos algunas reflexiones: una calle peatonal es aquella destinada para uso exclusivo para peatones y restringe la circulación de vehículos motorizados, beneficiando a transeúntes, comerciantes y a la cuidad en general. Los vecinos de la zona pasan de tener aceras estrechas y altos niveles de contaminación tanto acústica como atmosférica, a tener una calle en calma que invita a pasear sin empujones y apretones y con ello se gana un atributo de una vida mejor en el vecindario. La arteria se convierte en más permeable al poder cruzar por cualquier parte sin pensar en que hay que considerar la presencia de carros en la calle, así el caminante gana el espacio anterior ocupado por los vehículos.

Isidro Baqueros, arquitecto español estudioso del tema, considera que resulta evidente que la movilidad peatonal contribuye a una mejor calidad de vida para los habitantes, así como a la creación de ciudades más habitables, limpias y económicamente más prósperas. En el futuro, este tipo de desarrollos urbanos serán sumamente necesarios, pues son el símbolo de una mejor comprensión de nuestro entorno y la integración de un ambiente más natural en el día a día. Así mismo señala que la peatonalización de una calle logrará una mayor identificación y representatividad de los vecinos y del resto de la población con un espacio que les reporta tranquilidad, confortabilidad de manera que el entorno lo identifiquen como algo suyo, perteneciente a su vida cotidiana como una más de las costumbres generales de una ciudad.

En el campo cultural señala que constituye un espacio donde puede haber actuaciones callejeras, eventos artísticos, exposiciones, charlas, juegos para los pequeños, que no hacen otra cosa que “dar vida propia” a estos espacios, donde coexisten los que van de compras, de paseo, de visita turística, de paso, son espacios de encuentro. Por otro lado aumenta la sociabilidad por el empoderamiento del caminante del espacio peatonalizado, siendo éste el elemento clave de este espacio, el ciudadano es el que recupera su ciudad, las zonas peatonales constituyen un elemento que alivia y civiliza un entorno urbano cada vez mas saturado y agresivo.

Es una evidencia, pero como realidad que es, no debemos obviarla. Al eliminar los vehículos a motor la cantidad de partículas en el aire se reduce y por tanto el riesgo de padecer enfermedades directamente relacionadas con la contaminación como el asma, la no presencia de vehículos, hace que desaparezcan los ruidos, con lo que el vecino gana en descanso al poder dormir sin tener un molesto atasco bajo la ventana.

Señalábamos que mejora la calidad de vida de los vecinos residentes en la calle, tema de estudio, pero también para los transeúntes. Todo esto debido a la disposición de más espacio, menos ruido y menos emisiones. Normalmente, hay una situación inicial de ironía de los ciudadanos a cambios tan drásticos en los centros urbanos y a las incomodidades y molestias de las propias obras: situación que se invierte con el paso del tiempo. El Diario de Salud Pública de Norte América, señala la relación entre la presencia de espacios peatonales y ciclistas y la baja tasa de obesidad. Las ciudades con mayores tasas de peatones y ciclistas tienen niveles de actividad física más cercanos a los recomendados por los profesionales y una proporción más baja de diabéticos. A esto hay que añadir que caminar es el modo de transporte menos contaminante, más barato y saludable.

Reflexionamos que se hace necesario que las ciudades estén orientadas al peatón, que se consiga la reducción de la contaminación que no sólo proviene de los coches. Al fin y al cabo, hablamos del medio donde vivimos y respiramos una gran mayoría, que comenzamos a darnos cuenta que necesitamos que nuestra ciudad de Loja se constituya en una ciudad más humana y respetuosa con el medio ambiente, ejemplo vivo de una vida mejor camino y puente para transitar juntos y mejorarla por el bien de todos los lojanos. Así sea.