Hacer de Loja un destino turístico

Ruy Fernando Hidalgo Montaño

Mucho se habla de convertir a Loja en un destino turístico de gran afluencia tanto nacional como internacionalmente. Y es que tenemos todos los elementos necesarios para ser un atractivo digno de visitar y conocer para todos los pobladores del mundo.

No peco de vanidoso si afirmo que nuestra provincia posee una enorme variedad de encantos que ningún lugar del planeta tiene, desde su exuberante riqueza en cuanto a paisaje se refiere, hasta su suculenta y deliciosa gastronomía, cuyas comidas solo las encuentras acá y en ninguna otra parte más, podrá haber imitaciones, pero con el sabor lojano nada que ver, o sino dígame. ¿Dónde va encontrar un repe blanco o mestizo, como el que aquí se prepara?

Ni hablar de la chanfaina, original plato de esta parte del país, además está el tamal lojano famoso por su sabor y el toque especial que le ponen en su preparación. También tenemos una rica historia con hombres y mujeres ilustres; en cuanto a las mujeres, tenemos el orgullo de haber sido cuna de Matilde Hidalgo de Procel primera mujer estudiante en el país, primera médica, primera en sufragar en América, una mujer que en pocas palabras dignificó al sexo femenino y le enseñó horizontes hasta ese entonces inexplorados. Podemos referirnos también a Benjamín Carrión insigne hombre de cultura fundador de la “Casa de la Cultura Ecuatoriana”, recordamos además a Isidro Ayora presidente lojano que creó muchas instituciones que por su importancia hasta ahora permanecen prestando sus servicios valiosos a la colectividad ecuatoriana.   

Poseemos reliquias históricas como las que se encuentran en el museo de las madres conceptas en nuestra ciudad, y en otros sitios destinados a proporcionar al visitante vestigios de nuestro maravilloso pasado. Otro atractivo que subyuga a los que vienen de afuera, es, nuestra vastísima riqueza musical que hasta la actualidad se mantiene, dicen que en Loja en cada cuadra por lo menos hay alguien que sepa ejecutar algún instrumento musical o que sepa cantar, somos herederos de músicos de gran valía como Segundo Cueva Celi, Salvador Bustamante Celi, Manuel de Jesús Lozano, Edgar Palacios…

Pero esa realidad contrasta lamentablemente con la actual, en la que es innegable que sigue habiendo factores promocionables, pero pese a los numerosos elementos de orden tecnológico es casi nula la trascendencia de la ciudad a nivel nacional y no se diga internacional. Si bien es cierto el Festival de Artes Vivas ha logrado posicionar a Loja en el campo turístico, no se ha conseguido copar las expectativas de los turistas que nos visitan del mundo. Este evento cada año desde el 2016 ha mostrado un decrecimiento notable que se palpa fácilmente en la opinión de la ciudadanía que asiste a la mayoría de eventos realizados, esto se debe primero a la falta de capacidad de gestión de nuestras autoridades, luego a las constantes rebajas de presupuesto que ha tenido el festival y para colmo de males nos cayó la pandemia que azotó de forma casi letal al aún incipiente sector del turismo de nuestra provincia.

Es de esperar que se potencien otros destinos turísticos, aparte del religioso, gastronómico, cultural, ya existentes. Ahora que el café lojano está tan cotizado se debería aprovechar de forma óptima esta coyuntura, el florecimiento de los guayacanes, el turismo ecológico, ampliar la oferta de opciones de turismo Para hacer de Loja un destino apetecible de nivel mundial que merece y reclama ser.