La administración como disciplina social

Paúl Maldonado

La administración es indispensable para el funcionamiento de cualquier empresa, organización, institución o grupo social e imprescindible para lograr la competitividad  en un mundo globalizado. Por medio de las técnicas administrativas se simplifica el trabajo y se establecen principios, métodos, y procedimientos para lograr mayor productividad y eficiencia.

La administración es un proceso a través del cual se coordinan y optimizan los recursos de un grupo social, con el fin de lograr la máxima eficiencia, competitividad, calidad y productividad en la consecución de sus objetivos. La administración es una disciplina social porque no se forma ni se desempeña entre individuos aislados, sino con el concurso de los grupos organizados justamente para el trabajo y el logro de objetivos comunes. La  administración, de carácter eminentemente social, se rige por una serie de principios y valores que le proporcionan no solo una validez ante el mundo, sino principios éticos que deben orientar la conducta del administrador en la sociedad, contribuye al bienestar de la sociedad, ya que con ellos se persigue mejorar la calidad y el precio del producto y servicio para satisfacer las necesidades reales del consumidor; eleva el nivel socioeconómico de la población; sostiene a los gobiernos locales y nacionales mediante el cumplimiento de las obligaciones fiscales; disminuye la competencia desleal; impulsa el desarrollo económico y social mediante la creación de fuentes de trabajo; preserva las riquezas naturales y culturales de la sociedad. Su finalidad es mejorar la empresa, organización o grupo social por medio de la satisfacción integral de los clientes internos y externos; promueve la innovación, investigación y desarrollo tecnológicos; logra la calidad, productividad, eficacia y maximiza la eficiencia; optimiza los recursos y maximiza la eficiencia en métodos, sistemas y procedimientos; mantiene una planta estable de trabajo; mejora la calidad de vida de los trabajadores y empleados. Dentro de los principios  económicos; se orientan a la obtención de beneficios económicos y rendimientos sobre la inversión; genera riqueza; obtiene utilidades y rendimientos; maneja adecuadamente los recursos financieros; promueve la inversión y satisface las expectativas de los accionistas.  La administración imparte efectividad a los esfuerzos personales; ayuda a optimizar el manejo y selección del personal, equipo, materiales, dinero y relaciones personales; se mantiene al frente de las condiciones cambiantes y proporciona previsión y creatividad. El mejoramiento es su consigna constante. La administración se da donde quiera que existe un organismo social.