Alternativas ingeniosas para la crisis

Sandra Beatriz Ludeña

Ciertamente la última década en Ecuador ha sido un vaivén de sorpresas económicas y sobresaltos, por la crisis que ha atravesado el país, mas, esa misma condición tan agravada por la corrupción y la pérdida de credibilidad en la institucionalidad del Estado ha dado con la necesidad de buscar alternativas para lograr una economía social,  a continuación, explico:

Con la pandemia asoman estrategias de recuperación así: emprendimiento asociativo, las redes de comercio solidario, finanzas solidarias y actividades económicas de asambleas barriales o de movimientos de desocupados sobresalen.

Aunque en primer momento la mayoría de estas experiencias surgen por la crisis, el análisis de tales acciones, puede echar luz sobre otros aspectos que trascienden la satisfacción de necesidades básicas y proponen nuevas formas de trabajo.

La pandemia no solo menguó la salud, sino que deterioró la labor ocupacional y económica de los hogares, lo que hace que se busque nuevas fuentes de ingresos. En este sentido, las estrategias familiares que se utilizaron son importantes, así resalto lo conversado con emprendedores: 

Converso con María, esposa de Ramiro Hurtado, un emprendedor que en el año 2012 salió adelante con un proyecto de trabajo en madera llamado Artebano, la crisis de la pandemia lo sorprendió endeudado, con una fábrica de muebles paralizada y con la enfermedad encima de toda su familia.  María cuenta que vendieron la casa a tiempo y se fueron a  vivir en la fábrica, en el barrio Menfis, alejado de la ciudad y con terrenos desocupados y cultivables.

María antes de la pandemia se había asociado con la dueña de unos lotes de terreno aledaños, para cultivarlos, cuyos productos de las cosechas se repartían entre los asociados. Cuando llegó la pandemia, María ya tenía choclos, hortalizas y otras verduras.  En el encierro  así se sostuvo la familia.  Esta es una muestra de emprendimiento asociativo, donde varias personas cooperan, produciendo bienes como beneficios adicionales a la actividad principal a la cual se dedican.

Ivan Godoy, dueño de Excel Mueble, habla de finanzas solidarias, él detalla que una “rueda de dinero” es ideal. ¿Cómo funciona? Se reúne un grupo de personas, por ejemplo de diez integrantes, que acuerdan aportar cincuenta dólares mensuales.  El acumulado del primer mes, es sorteado entre los integrantes, el ganador continúa aportando los cincuenta dólares, pero no sigue participando en el sorteo, hasta que todos los integrantes del grupo hayan recibido su premio acumulado.  Y así, se hace posible las finanzas solidarias.  Las actividades barriales y de grupos solidarios también sirven como alternativa para demostrar cómo el ingenio se hace presente para afrontar momentos difíciles.