Por alegrarnos la vida, «Olvidarte jamás», grandioso chazo

César Correa

De entre las composiciones musicales de los artistas orenses la más famosa es el bolero «Olvidarte jamás», que fuera interpretada por el trío «Los Panchos», así como por Julio Jaramillo, la que tuvo como autor de letra y música al conocido y querido «Chazo» José Antonio Jara Aguilar, nacido en Zaruma hace un siglo.

José Antonio Jara Aguilar (JAJA) nació el 20 de julio de 1922, en la ciudad de Zaruma, provincia del El Oro, en un humilde hogar, pues su madre Carmela Aguilar era trabajadora doméstica, sin embargo, por su extraordinario talento artístico llegó a destacarse como músico, compositor, arreglista, director y profesor de música, que brilló frecuentemente en grandes acontecimientos cívicos y sociales de Zaruma, Machala, Santa Rosa, Loja, Cariamanga, Chuquiribamba, Guayaquiil, Santo Domingo de los Tsáchilas, donde cariñosamente se le llamaba «el chazo Jara».

En su infancia fue aprendiz de zapatero y en esas circunstancias conoció a su amigo Humberto González, con quien conformó su primer dúo. Por 1930, a los 8 años de edad, se integró a la Banda Municipal, dirigida por el lojano Antonio Hidalgo, en calidad de redoblante, realizando notable esfuerzo para llevar su instrumento musical. Luego pasa a formar parte de la banda musical de la compañía minera SADCo, según las investigaciones de Voltaire Medina Orellana, Clodoveo Astudillo y otros escritores costeños, que relatan de manera más amplia los aspectos anteriores.

JAJA compuso 92 canciones: 18 pasacalles, 17 pasillos, 12 valses, 10 boleros, 8 sanjuanitos, 6 cachullapis, 5 himnos, 4 llaneras, 3 tonadas, 3 albazos, 3 pilones,1 joropo, 1 aire típico y 1 danzante.

A lo largo de 3 décadas organizó numerosos dúos, tríos, conjuntos y la famosa banda «Los Bemoles». A pesar de sus reducidos ingresos de Profesor y director de la Banda de Zaruma, se las arregló para hacer numerosas grabaciones de discos en Guayaquil, de los sellos «Fénix», «Ifesa» y el suyo propio «JARANA», lo que permitió que su producción fuera escuchada y disfrutada por todo el territorio nacional, con la ayuda además de las emisoras de las provincias de El Oro y Loja.

Los boleros que compuso el Chazo Jara fueron A pesar de todo, Acuarela machaleña, Adoración, Amándote siempre, Amor de verdad, Calvario de penas, Olvidarte jamás, Por ti (Sed de amor), Por eso te quiero, Quiéreme así, todos los cuales satisfacían las necesidades espirituales de los públicos de mediados del siglo XX, ávidos de romanticismo, bohemios buscadores de vías para escapar de los tormentos que a diario provoca el capitalismo a los asalariados. Creaciones que siguen deleitando a decenas de miles de orenses y lojanos, que ventajosamente las tienen disponibles en la plataforma YouTube.

Una trágica muerte del 30 de marzo de 1976 puso fin prematuramente a su productiva carrera artística, que influyó en varias generaciones de bohemios del Sur del Ecuador. Su deceso generó las más grandes muestras de pesar  y su sepelio ha sido el más multitudinario que registra la ciudad de Machala, con características como las que posteriormente se vio en Guayaquil cuando falleció Julio Jaramillo.(I)