Hasta cuándo con los mismos politiqueros de siempre

Luis Sivisaca Caraguay

Con estupor, desesperanza y ridiculez siente la mayoría de los lojanos ante el anuncio de los precandidatos para Prefecto, Alcaldes, Concejales y Presidente y Vocales de las Juntas Parroquiales.

La mayoría de los actuales precandidatos son los mismos politiqueros de siempre, muchos de ellos ya han estado al frente de estas instituciones, sin ningún mérito para su reelección; otros se han cambiado de camiseta por la mayoría de los partidos y movimientos políticos, desde la izquierda hasta la derecha y viceversa.

Los “dirigentes” de los movimientos y partidos políticos hacen alianzas entre derecha, centro e izquierda, y no importa sus ideologías, lo que interesa es llegar al poder para explotar y desangrar al pueblo y a la naturaleza; y, llenarse los bolsillos con dinero fácil cuando llegan a administrar las instituciones de desarrollo.

Y, lo más grave aún es que estos “personajes” politiqueros no conocen ni saben cómo resolver los reales problemas en el orden económico-productivo, social-organizativo, ambiental, cultural, entre los principales, con que viven la población en cada uno de los territorios de la provincia, cantones y parroquias.

La mayoría de los precandidatos actualmente recorren las cabeceras cantonales y parroquiales para hacer proselitismo politiquero, que da vergüenza ajena al escucharlos hablar, donde prevalece la demagogia y el populismo, no entienden la realidad con que viven el día hombres, mujeres, jóvenes y niños de cada localidad.   

Es mediocre la formación política en la mayoría de los precandidatos o están para favorecer a los burgueses, oligarcas del país y al imperialismo; y, no tienen una visión clara y alternativa para cambiar el actual modelo de desarrollo capitalista-neoliberal, que impera por muchas centurias en Loja y el país. Han demostrado en su vida ser insensatos, inhumanos, muy hábiles para engañar y burlarse del pueblo. En campaña sonríen y abrazan a todo el mundo, regalan dádivas, que luego buscan la manera de recuperar su inversión cuando llegan al poder.  

En este último Paro Nacional, del mes de junio de 2022, promovido por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador -CONAIE- y otros sectores sociales y populares, en sus 18 días de jornada de resistencia y lucha, estos precandidatos demostraron estar asustados, escondidos y no estuvieron junto al pueblo luchando y exigiendo al Gobierno Nacional acoja los 10 planteamientos propuestos y demandar al Gobierno de  Lasso que deje de reprimir a los luchadores sociales y populares, hechos que constituyeron en un verdadero atentado y violación a los derechos humanos. Y, ahora, dicen ser los “salvadores” del pueblo. Qué ironía y vergüenza da con esta calidad humana de estos precandidatos.

A esto se suma la ignorancia de la mayoría del electorado, que eligen a los mismos de siempre, por desconocer que estos “políticos” son incapaces, inoperantes, mediocres, explotadores, opresores y tiranos.

Es urgente que el pueblo lojano se una y de manera organizada en cada uno de los territorios y comunidades construir colectivamente el proyecto político donde emerja la emancipación del pueblo para establecer un nuevo modelo de desarrollo, que permita equidad, justicia social, dignidad, inclusión; y, que haya real participación del pueblo en los diferentes cuerpos colegiados de los Gobiernos Autónomos Descentralizados. 

En nuestra sociedad lojana existen hombres y mujeres ilustres, íntegros, honestos; con capacidades, experiencias y talentos sobresalientes; formados académicamente y socialmente; humanitarios; comprometidos con el servicio a la colectividad, sin esperar nada a cambio; vinculados con las organizaciones sociales y comunitarias; sensibles y consecuentes con el pueblo para buscar soluciones a sus problemas de manera conjunta.