De las tribus perdidas del Chinchipe surgió la nación Palta

Catacocha: historia invaluable de guerreros temerarios

Byron Karryon

Tribus exploradoras tarambanas se adentran a la selva del Amazonas.

Perdieron el camino; Jibaros* y Bracamoros* con jurgillas* y tarumbas*.

Río abajo del Malacatos* y el Chira se asentaron en las faldas del Pisaca.

Con ayuda de la chaquitaclla sembraron maíz en el enorme Guachanamá.

Se expandieron a lo extenso del Casanga como una libélula de chamisa*.

El Shiriculapo es el balcón del jefe de la tribu que fantasea el Inca.

A los chontos* turquesas los fucilazos del sol en Origanga los pringan.

Se arrojan al vacío sin volar como los chirotes* de los árboles de guabas.

Innovadores de naturaleza con lana de oveja zurcieron sus vestimentas.

Construyeron vuestra historia como juntar los torrentes de varias etnias.

Tierra pecuaria fértil como la rama, juntó el goteo a la madrugada.

Fugados de la conquista, diplomáticos en el tratado para hacer la tregua.

En Tacoranga replican artesanías cartografías de apangoras y tumbos.

Picando vetas emplean el tamo del metal para elaborar joyas de washkas*.

Con anturios y palmas cercaron sus dominios al filo del cerro Guanchurco.

Palacios y fortalezas de ficus, guareas y naranjillos, atesoran las urracas.

Tejados, balcones, panecillos, rejas, faroles, escalonamiento de sus casas.

De calatea, piedra, adobe, teja y madera la múchica* chanca el achiote.

Shamanes y mitimaes bailan la danza de la lluvia alrededor de la fogata.

Chorros y vientos del Empalme se estremecen por el brote del camote.

Respetados con fascinación comparable al temor que de ellos emanan.

En Yamana aguardan conjuros, pertrechos enterrados celan su pandora.

Prácticos en behetría desprovistos de autoridad reconocida y centralizada.

Acres fértiles de genes belicosos no se confieren a llautos* ni a la pólvora.


* El Jíbaro, Palta o Malacato. Los Paltas y los Malacatos ocupaban la actual provincia de Loja, y por el sur llegaban hasta Jaén… La cerámica del último periodo preincaico de Puruhá revela una fuerte penetración amazónica… No solo la provincia de Loja está llena de topónimos y apellidos Puruhá-Mochichas (47,84%) sino también el territorio donde hoy viven los Jíbaros – el Vicariato de Méndez y Gualaquiza– (12,71%); la cerámica de Loja es de factura jíbara, a partir de un tiempo posterior a la irradiación septentrional del arte tihunaquense (Pérez, 1984:33).

* La filiación lingüística del shuar se encuentra en mora –por así decirlo– y se lo retoma con mucho pudor y prudencia a la hora de las conclusiones. Ello no impide reconstruir su recorrido histórico, según tradición muy afirmada desde Rivet (1910), Jijón y Caamaño (1941) y últimamente por Gnerre (1983), la que establece que el shuar ha sido la lengua preterida de los Paltas y Malacatos y su punto inicial de expansión el Sur Andino ecuatoriano, la actual provincia de Loja y la parte meridional del Valle del río Upano (Juncosa, [1999] 2005: 29).

* Muchacho hiperactivo, inquieto, bribón

* Alocado, precipitado.

* […] llegué a un río muy grande que me dijeron que era el de Tomebamba [Paute] y el de las Minas de Santa Bárbola, el cual no 53 Espacialidad y temporalidad temprana pude pasar sino fue en balsas que allí hicimos, e lo pasamos sin que nadie peligrase. Todo hasta allí no fue sino montañas e muy grandes. E como digo, después de pasado el río, torné a marchar, e dos leguas de ahí allé un bohío de indios, en el cual se tomaron ciertas indias que la lengua y habla dellos era como la de los Malacatos que están cabe los Paltas, porque unos indios que iban consigo las entendían (Hernando de Benavente. RGI 3 [s/f] 1965: 174).

* Fogata, leña ligera para la fogata, maleza.

* Ave pequeñ de pelo encendido.

* Ave de color tomate (se muere al ser capturada) ¿Quién no?

* Bisutería indígena, collares.

* Piedra redonda usada en las cocinas para moler alimentos.

* Atuendos particulares de los gobernantes Incas. Era una especie de turbante con los colores.