Salvemos a San Francisco de Chontacruz

César Correa

El Municipio de Loja debe intervenir con urgencia para salvar casas del barrio San Francisco de Chontacruz, que están amenazadas por el invierno, porque las aguas caen, se filtran y a corta distancia van desestabilizando el terreno. Lo emergente es instalar el alcantarillado pluvial en el tramo de la calle Ventanas, en una longitud aproximada de cien metros y agregarle una descarga provisional.

El barrio San Francisco de Chontacruz comenzó a desarrollarse cuando pertenecía al área rural, pero hoy está dentro del área urbana y puede decirse que se debate en la completa clandestinidad. Se accede por la calle Ventanas del barrio Colinas Lojanas. No tiene aprobado ni el plano de amanzanamiento y lotización, peor los de agua potable, alcantarillados o electrificación, no obstante, el Municipio provee el servicio de agua potable con medidor a las 12 casas ya construidas sin el respectivo permiso municipal. La Eerssa les ha hecho la instalación del servicio de energía eléctrica para su utilización domiciliaria, pero no ha dotado de alumbrado público.

El barrio comprende 3 hectáreas dejadas en herencia en décadas anteriores. Los herederos cuentan con un plano de lotización de 44 lotes, cada uno de los cuales tiene su respectivo propietario de hecho, que no pueden obtener la escritura de propiedad porque precisamente no se ha procedido a urbanizar legalmente, con la autorización y supervisión del Municipio, de suerte que existe ese problema jurídico adicional, el de la carencia de títulos de propiedad. Los «propietarios» de los lotes que han construido allí sus viviendas son 12, que asimismo carecen del respectivo título de propiedad, problema que se complica con el paso del tiempo, por el fallecimiento de los poseedores o sus cambios de estado civil.

En una inspección ocular del sector en el que se han producido deslizamientos, el especialista Ing. Víctor Gonzalo Maza manifestó que perfectamente se puede salvar la calle Ventanas —no se diga las casas que están al lado oriental—, mediante la construcción inmediata de los alcantarillados pluvial y sanitario en dicha calle, para evitar la filtración de las aguas lluvias y de los pozos sépticos. No es una inversión cuantiosa, sin esfuerzo la puede hacer el Municipio de Loja y luego cobrar el costo a prorrata a los posesionarios de los lotes beneficiados.