Municipalidad de Gonzanamá no paga sueldos a tres funcionarios

Municipalidad de Gonzanamá no paga sueldos a tres funcionarios
Funcionarios que el Municipio de Gonzanamá los tiene impagos, así lo señalaron en Diario Crónica.

Jairo Veintimilla, Néstor Ojeda Prieto y Carlos Palma Castillo son funcionarios del Municipio de Gonzanamá, a quienes no les pagan el sueldo desde hace varios meses. Ellos indican que son perseguidos por la actual administración por pensar distinto.

Situación


Carlos Palma Castillo, es coordinador de la Unidad de Riesgos de la Municipalidad de Gonzanamá y lleva más de 11 años en la entidad. Hizo pública la denuncia para conocimiento de la ciudadanía y las autoridades, con el propósito de que agiliten los trámites, porque la actual administración presidida por Norman Espinoza no les ha cancelado varios meses de su sueldo, tanto de 2019 como de este 2020 y solo les abonó de enero y febrero.


Han presentado algunas peticiones al alcalde, pero no les da ninguna contestación. “La semana pasada les realizó el pagó a todos los compañeros que tienen nombramiento provisional, pero nosotros (Jairo Veintimilla, Néstor Ojeda Prieto y Carlos Palma Castillo) no fuimos tomados en cuenta para dicho pago”, dijo. Al él le debe de 8 meses.


Agregó que, el alcalde desde que inició con la nueva administración (la segunda) siempre a las personas que no piensan igual políticamente los a hace a un lado. Por ejemplo, en su primer período 2009-2014 también fueron perseguidos e incluso les anuló el nombramiento definitivo y les colocó un provisional.


Por su parte, Jairo Veintimilla, técnico de la Unidad de Tránsito del Municipio, puntualizó que en su caso le adeuda 8 meses, 5 del año pasado y 3 del 2020. Lleva laborando desde el 2016 con nombramiento provisional con una acción de personal. Indicó que no tuvo inconveniente cuando ingresó a trabajar, pero una vez que asumió la nueva administración empezaron los problemas.


Hijo


En cambio, Néstor Ojeda Prieto, técnico de la Unidad de Tránsito, contó que en su caso ha tenido la oportunidad de dialogar con el alcalde Norman Espinoza y le solicitó de manera verbal por tres ocasiones, que le cancele el sueldo, ya que tiene un hijo con discapacidad y debe cubrir una serie de ayudas tecnológicas para que realice sus actividades de manera normal. “Por ejemplo, mi hijo estuvo dos meses sin escuchar porque no pude comprar los dispositivos por la falta de mi sueldo”, pero el burgomaestre ha hecho caso omiso a su pedido.


A esto se suma un préstamo que tiene con una entidad bancaria, la cual todavía no acaba de finiquitarla; muchas veces ha estado en la central de riesgos porque no ha tenido los recursos suficientes para realizar los pagos. “Me deben de 4 meses (diciembre, marzo, abril y mayo)”, destacó.


Los tres funcionarios perjudicados tienen presentada la denuncia en algunas instituciones como Defensoría del Pueblo, Ministerio de Trabajo, Procuraduría y Contraloría y conocen que los trámites se encuentran en está última, pero no saben como avanza el proceso para que obliguen al Municipio de Gonzanamá a pagarles los sueldos que por ley les corresponde.(I).(FJC).