Tras aumento drástico de casos COVID, médico pide a los lojanos hacer conciencia

Diego Toapanta, médico especialista diagnóstico y tratamiento en enfermedades respiratorias.

En la ciudad y provincia de Loja tras pasar de semáforo rojo a amarillo, a excepción de Paltas, existe un incremento de casos de la COVID-19, los médicos están preocupados debido a que podría llegar a un punto donde se decida quien se atiende y quién no.

Novedad

Diego Toapanta, médico neumólogo de la Clínica San Agustín, expresó que en el transcurso de las últimas 3 semanas existe un notable aumento de los casos por COVID tanto en la consulta privada como pública, ya que por día en la consulta privada se diagnostica entre 1 a 3 casos nuevos de personas con la enfermedad y eso solo es en su despacho sin tomar en cuenta el resto de especialistas.

Lamentablemente los casos se han disparado y seguirá ocurriendo si no se toma medidas de precaución para evitar el virus porque es una enfermedad totalmente contagiosa.

Indicó que para reducir las probabilidades de contraer la COVID las personas deben constantemente lavarse las manos y si no es posible utilizar gel desinfectante siempre que tenga una base de alcohol que sobrepase el 70%, porque si es menor no destruirá al virus; dejar de colocarse guantes en la calle porque los mismos dan una falsa percepción de protección; utilizar correctamente el cubrebocas o mascarillas y no estar tocándosela; mantener la distancia estricta de mínimo un metro aunque lo ideal sería de 2 metros o más.

De igual manera evitar las aglomeraciones. Por ejemplo, en los exteriores de los mercados, ya que es donde más pacientes contagiados hay, debido a la cercanía de las personas o las medidas de bioseguridad que no las cumplen de manera adecuada; y salir a la calle si es estrictamente necesario, pero hacerlo protegido y con alcohol.

En casa

El especialista añadió que en cuanto a un paciente que tenga la enfermedad y se aísla en su casa debe hacerlo en un cuarto de preferencia que tenga baño privado y ventilación; debe estar por lo menos de 25 a 30 días.

“Cuando tiene que comer, la persona que le prepara los alimentos, debe dejarle afuera de la puerta. Luego de ingerir los alimentos el paciente deberá lavar la vajilla (que solo él utilizará) y posterior rociarla de alcohol, de igual forma lo hará la otra persona que retira los utensilios. Para la ropa sucia, esta será colocada en una funda, la cual se sellará; en la lavadora abrirla al interior y sino en la lavandería introducirla en el agua”, dijo.

Enfermedad

Añadió que COVID-19 es una enfermedad que recién se la está conociendo y se ha demostrado que el virus puede permanecer viable en la vía respiratoria para contagio hasta 40 días.

Ante ello, la ciudadanía debe conocer que la pandemia tiene diferentes formas de presentación: pacientes asintomático (35%), no sienten ninguna sola molestia; sintomatología leve o moderada (50%); y quienes necesitan hospitalización o la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), (15%).

“Pido a la ciudadanía lojana sensatez y pensar bien si es obligatorio salir, porque es preferible aguantar unos días más en casa que estar hospitalizados o peor con un tubo en la garganta en terapia intensiva”. Al momento, los hospitales están a punto de colapsar y las UCI están saturadas, no hay para más pacientes y se podría llegar a un punto de que decidirán quién entra porque tiene más probabilidades de vivir y quién no, destacó Toapanta.(I).(FJC).