Mérito a Alfonso Yánez, defensor de la seguridad social

Herminio Guaya

Alfonso Yánez, educador ecuatoriano, presidente de la Unión Nacional de Educadores, presidente de la Coordinadora Nacional de Maestros Jubilados del Ecuador, fue uno de los líderes que luchó por el derecho a la seguridad Social y el sumak kawsay.

Alfonso Yánez, en cumplimiento de su misión defensora, exigió y defendió la salud pública de las personas , jubilación universal, pagos que el gobierno central adeuda a pensionistas del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en declaraciones hechas a la prensa nacional por sus directivos Carlos Tamayo, director, y Jorge Wated, presidente, el Fondo de Pensiones se financia con el 40% que asciende  a USD 1.565 millones el Estado debía haber pagado, desde octubre de 2019 hasta junio de 2020; la deuda histórica controvertida y dilatada de USD 6.910 millones, pendiente y acumulada desde 2012 hasta junio de 2020; y  La deuda de salud para afiliados y jubilados alcanza a USD 3.904 millones entre enero de 2012 a junio 2020. Alfonso Yánez en cumplimiento de su liderazgo por los destinos del IESS, falleció en Quito, el 18 de julio del año en curso, por carencia de una cama UCI, paz en su tumba recién abierta, ¡al eterno líder, defensor de la seguridad social por la transformación de un mejor Ecuador! Su lucha apasionada la fundamentó en los postulados de la OIT y los principios rectores determinados en la Carta Magna,  Art. 34 y la Ley de Seguridad Social,  Art. 1 : “El Seguro General Obligatorio forma parte del sistema nacional de seguridad social… con los principios de solidaridad, obligatoriedad, universalidad, equidad, eficiencia, subsidiariedad y suficiencia”. Alfonso Yánez encauzó su lucha con pasón en defensa del IESS,  Martí decía: la pasión,  es la sal de la vida, si no se tiene un ideal  por qué luchar, ¿qué significación  podría tener la vida? aunque las personas posean muchos bienes,  eso no satisface, es necesario el objetivo de servir a los demás, para salvarse de la muerte, y vivir para las masas, porque aquellas no mueren.   Por justicia y derecho el Estado debe pagar la deuda al IESS, a sus propios dueños, que son el aporte y el ahorro hecho durante el tiempo que trabajaron con sacrificio al servicio del Estado Ecuatoriano, a fin de garantizar la liquidez de la institución y el bienestar de los suyos; por qué la única manera de multiplicar la felicidad es compartirla Paul Scherrer.