En defensa del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social – II Parte

Augusto Costa Zabaleta

En la comunicación remitida por (Conajupe) el Congreso Nacional de Afiliados, Jubilado y Pensionistas del Ecuador con el lema “Por el IESS que merecemos”, al Presidente Constitucional del Ecuador, expresa los criterios y propuestas de soluciones a la grave crisis que soporta el IESS; a continuación, transcribo lo más relevante de esta comunicación; los documentos a los que hago referencia me fueron proporcionados por el Dr. Hugo M. Castro Ordoñez, presidente Conajupe-Loja y Zamora Chinchipe:

  1. El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) atraviesa por la peor crisis de su historia. Se encuentra prácticamente en quiebra. Según informes oficiales, el IESS solamente cuenta con recursos para cubrir dos años, hasta el año 2021 sus obligaciones más esenciales, como es el pago de la pensiones de jubilación
  2. La crisis del IESS, se expresa y ahonda en graves hechos como son los siguientes: El Estado no paga la deuda de los 22.500 millones de dólares que le adeuda al IESS en los diferentes rubros; ni siquiera ha hecho pública una posible agenda de pago; el Estado mantiene como pago de la deuda al IESS 8300 millones de dólares en papeles fiduciarios (bonos), que el mercado bursátil casi no tienen valor; el Estado mantiene la transferencia inconstitucional de los Fondos de Pensiones al Fondo del seguro de salud, en base a la ilegal vigencia de la resolución CD-501, que viola el artículo 122 de la Ley de Seguridad Social; el Estado se niega a pagar al IESS el 40% del aporte estatal a la jubilación por los años 2015 al 2018 perjudicando al IESS con el monto de 4400 millones de dólares; el Estado mantiene la usurpación del 33% del ahorro del afiliado de su seguro de Cesantía trasladando ilegal y arbitrariamente hacia el financiamiento del llamado seguro de desempleo; el Estado mantiene su resolución arbitraria, ilegal e inconstitucional de obligar al IESS de dar atención médica a los hijos de los afiliados hasta los 18 años de edad, sin un centavo de financiamiento, trasladando al IESS esta obligación que corresponde al Ministerio de Salud y agravando así la crisis financiera del IESS.
  3. El Estado mantiene un manejo totalmente irregular e irresponsable de los bienes inmuebles del IESS, sin inventario; no realiza una investigación y sanción ejemplar a los funcionarios que en la década perdida vendieron bienes del IESS, como el Hotel Quito, Fábrica de cemento Guapan, Fábrica de Estructuras Metálicas, Ingenio de Azúcar del Norte; la subsistencia de la vigente Constitución de la República y su correspondiente Ley de Seguridad Social, que mantiene el absurdo principio que el IESS está en manos de los gobiernos de turno atreves del representante personal del Presidente de la República que funge de Presidente del Congreso Directivo del IESS sin sustento legal.
  4. Todos los hechos enumerados ligeramente, han producido iliquidez en el Seguro Universal Obligatorio, con un déficit actuarial de 208000 millones de dólares, cálculo de la empresa VolRisk para el año 2026.