El proceso electoral

Alberto Chamba

De conformidad con la ley electoral se ha dado paso, para elegir al presidente de la República y representantes de la función Legislativa; una veintena de precandidatos de diversas ideologías políticas, se han lanzado al escenario político precisamente cuando el país atraviesa la más profunda y nefasta crisis moral, económica, política y social.

Cuando el poder político administrativo ha llegado al extremo de figurar como el país más corrupto de América, que ha sembrado la desconfianza de los ecuatorianos, si los contemplamos desde la óptico que registra la historia en estas últimas décadas es nada menos que una escalada de antivalores que todos lo miden con signos monetarios; progreso , desarrollo o crecimiento son palabras agotadas y lejanas que pierden el eco del encanto y desconfianza generalizada de sus electores “cuando no hay justicia y equidad no puede haber libertad” palabras textuales del expresidente Gabriel García Moreno; es así como seguimos siendo esclavos del capitalismo interno y del exterior , se llenan de sonrisa la boca cuando llega un desembolso del fondo monetario internacional para beneficiar claro a las elites de los caducos modelos económicos y que lo tienen que pagar las clases sociales de trabajadores y el sector rural con su productividad agropecuaria , a pesar que nunca reciben nada y más bien son explotados por los representantes de las funciones e instituciones del estado .

Los capitalistas que aspiran a la presidencia de la República ¿Que han hecho en esta tragedia provocada por el virus? Si fueran líderes políticos, capaces de organizar y conducir al pueblo por el sendero del desarrollo y la dignidad , ya lo hubieran demostrado creando empresa de trabajo fomentando la pequeña y mediana industria para dar trabajo a los millares de empleados y trabajadores que fueron despedidos y más aún así los que nunca consiguieron trabajo; esos son los líderes políticos que el pueblo necesita.

Es el momento de las coaliciones partidistas a como o de lugar para asegurarse el tan anhelado poder que ya sabemos para qué, son todavía los más peligrosos ya que cada uno que da su aporte en la campaña reclamara a si mismo su cuota de poder en las instituciones públicas y asegurar la mayoría legislativa para aprobar los proyectos de sus protervas aspiraciones partidistas. Lamentablemente el Consejo Nacional Electoral se presta para estas artimañas con la aprobación por el momento de 283 grupos electorales entre partidos y movimientos políticos, que se clasifica como sistema democrático cuando en su mayoría son movimientos de caciques ansiosos de alcanzar protagonismo político sometiendo así al pueblo a la impotencia de reclamar sus derechos.

Compatriota analiza profundamente tu voto para darles un latigazo en las urnas a los líderes de la delincuencia y la cadena de la corrupción administrativa organizada y que luego se convierten en discapacitados para evadir los impuestos y comprar carros de lujo , sacudamos la podredumbre administrativa y empecemos a practicar los principios y valores en cada uno de nuestros hogares para dar el cambio sustancial que necesita nuestro pueblo levantemos como antorcha que ilumina el camino de la dignidad el derecho y la justicia social el sentido moral.
Por el derecho y la justicia social.