“El amor más importante es el que te das tu misma”

Paulina del Cisne Gallegos

Cada 11 de octubre de cada año celebramos el Día Internacional de la Niña con el propósito de promover la igualdad y no la discriminación. Niñas, adolescentes y jóvenes mujeres muchas de las veces viven situaciones de vulneración de sus derechos, como por ejemplo, enfrentarse a situaciones tales como matrimonios forzados, embarazos no deseados, violencia de género y acceso limitado a la educación.

Como sociedad debemos unir esfuerzos y trabajar en contra de estos estereotipos y prejuicios que afectan tanto a la sociedad. Busquemos un mundo libre, libre de racismos, libre de violencia física, sexual y emocional. Que cada una de las niñas viva y disfrute sin miedo a ser lastimadas.

Las niñas también somos fuertes y valientes. Papás brinden más amor, más cariño, más confianza para que así nosotras como hijas podemos hablar, contar que nos pasa como nos sentimos no para reprochar y criticar sino para ayudar. Que importante es saber que podemos contar con el apoyo de nuestros padres, y el de la familia.

Cada una aspiramos hacia mundos diferentes, tenemos metas y sueños que con mucho entusiasmo y dedicación las cumpliremos. Adelante no dejes caer tus metas, tus objetivos con o sin apoyo yo sé que lograremos cada propósito. Amiga lectora que no te importe el qué dirán, tú sigue tú camino por más difícil que sea, tú lo lograrás y todos quienes estén contigo estarán muy orgullosos.

Todas tenemos momentos malos, cometemos errores pero de eso se trata de equivocarse un millón de veces no para estancarnos, sino para aprender, aprender a salir de cada tropezón. Todo tiene solución confía, todo estará bien no pierdas la esperanza.

Vamos Niña ¡Tú puedes!

Esta no es una lucha entre hombres y mujeres, es una lucha entre estereotipos que nos hacen tanto daño. Soñemos por una sociedad libre de violencia, una sociedad que las mujeres y los hombres tengamos las mismas oportunidades.