Se solicita más control. Bioseguridad en los mercados de Loja

Comerciantes sin mascarilla.

La indisciplina ciudadana, la aglomeración de personas y la falta de control en lugares públicos, según los expertos en sanidad, son factores que generan contagios masivos del coronavirus.

Con este antecedente visitamos el mercado “Gran Colombia” ubicado por el sector del Mayorista, luego de que algunos ciudadanos comentaran que por el sector existen aglomeraciones, que muchas personas no usan mascarillas y que existe una falta de control por parte de las autoridades.

Uno de los ciudadanos que afirma ver a personas vendiendo productos sin mascarilla por el lugar es Pablo Castillo, dueño de un restaurante. Él cuenta que a diario va al mercado para comprar los ingredientes que emplea en su menú y dice ver a varios vendedores ambulantes que no usan mascarillas, ni tienen alcohol para desinfectar el dinero, lo cual, según el ciudadano, representa un peligro de contagio.

Asimismo Lupe Cueva, ama de casa, considera que siente bastante temor de ver a las personas tan relajadas ante esta compleja realidad. Ella dijo “cada vez que vengo al mercado veo que las personas poco a poco van perdiendo el interés por cuidar de sí mismas y de los demás, inclusive se ve a personas sin mascarilla comúnmente y nadie respeta el distanciamiento de dos metros que se exige”.

En estos últimos días, ciudades como Guayaquil y Quito han implementado varias restricciones para evitar la propagación y el rebrote del virus. Es por ello que se pide a las autoridades y a la ciudadanía no abusar de la relajación de medidas y tomar todas las recomendaciones para precautelar su salud.

De su parte Narcisa Carreño, propietaria de una peluquería en la avenida Gran Colombia, sector El Mayorista, expresa, “en este local existe un nivel de afluencia considerable de personas, por lo cual se realiza un proceso de desinfección en la entrada, limpiando el calzado y la ropa de cada cliente, siempre se exige el uso de la mascarilla al interior del negocio. Otra medida es otorgarle alcohol en las manos al cliente; siempre se desinfecta el dinero”.

Narcisa trabaja con un overol, un protector facial y siempre asea su negocio. Ella afirma que aún nos encontramos en una situación difícil donde la disciplina y la consideración con la otra persona son la clave para salir bien librados de estos duros momentos.

A su vez, Elvia Aguinsaca tiene un local de venta de ropa en el mercado “Gran Colombia” y comenta que ella exige a sus clientes portar la mascarilla, siempre desinfecta el dinero y procura el distanciamiento en las personas. Pero dice que ve a muchas personas por el lugar que no usan la mascarilla y no respetan el distanciamiento social; “pienso que existe demasiada confianza en las personas y un desinterés por proteger su salud”.

Elvia manifiesta “he escuchado a muchos decir que eso de la pandemia ya ha pasado…”. Por lo cual, solicita más control a las autoridades para proteger la salud de las personas que acuden al mercado y de quienes trabajan en el lugar de abastecimiento alimenticio.

Mercedes Cabrera vende hortalizas en el mercado Mayorista. Ella manifiesta que las aglomeraciones suelen presentarse el fin de semana porque las personas acuden en esos días para abastecerse de alimentos; y, afirma que es riesgoso contraer el virus en el lugar de su trabajo, pero piensa que cuidándose puede continuar con su actividad comercial que le permite llevar el sustento a su casa y dice que, con la fe en Dios no sucede nada malo, si todas las personas nos cuidamos entre nosotras, usando la mascarilla y las medidas de bioseguridad.

Por otra parte, Carlos Montalvan, médico veterinario que labora en el Mercado “Gran Colombia”, expresa que los procesos de bioseguridad se practican en este centro de abasto alimenticio desde el inicio de la pandemia y que ellos como veterinarios, son especialistas en bioseguridad, ya que permanentemente trabajan en lo relacionado a enfermedades víricas, en aves y en productos cárnicos de consumo humano, comenta que en el mercado se realizan las desinfecciones con jabón, cloro, yodo y amonio cuaternario.

Las desinfecciones generales se realizan los martes, jueves y el sábado por la tarde; luego de que se cierran los mercados. Los lunes, miércoles y viernes se realizan limpiezas con alcohol y amonio cuaternario.

El veterinario explicó que hay un control en los adjudicatarios del mercado, es decir en quienes venden productos en los interiores del centro de abastos, control que consiste en la inspección a diario del uso correcto de la mascarilla, se revisa que cuenten con alcohol gel y se les toma la temperatura, culminó señalando.

Es así que el veterinario Montalván pide a la ciudadanía consumir los productos al interior del mercado para que tengan la seguridad de comprar estos en buen estado y con ello se evita el riesgo de contagio, peligro que sí se puede presentar en los exteriores del mercado con las ventas ambulantes.

Solo la disciplina, la solidaridad y el respeto por el otro serán las estrategias que nos permitirán sobrevivir a estas duras circunstancias, por ello se pide a la ciudadanía ser más consiente, no tomarse las cosas a la ligera y protegerse para evitar graves consecuencias. (I). (FTS)