Vías del sector rural en pésimas condiciones

Vías del sector rural en pésimas condiciones

En varias parroquias de los diversos cantones de la provincia de Loja la ciudadanía reclama a las autoridades, en especial al Gobierno Provincial, el abandono debido a que sus vías de acceso están en pésimas condiciones. La entidad señala que trabajan de acuerdo a sus posibilidades.

Situación

Una de las vías que la ciudadanía reclama su intervención inmediata es la de El Cisne-puente de Ambocas, con una longitud de 24 kilómetros. Nelson Soto, habitante del sector Pogllo, perteneciente a El Cisne, señaló que esta arteria vial desde hace varios años no ha sido mejorada, “actualmente esta vía que une a las dos provincias (Loja-El Oro) es muy transitada, pero se encuentra en pésimas condiciones”.

“Las autoridades de Loja nunca vienen a visitarnos, solo en tiempo de campaña se acuerdan de este sector. Por esta vía suben miles de personas en peregrinación hacia El Cisne y se sorprenden ver que por el lado de El Oro hay vía asfaltada y por Loja esta solo baches y polvo”, dijo.

Por su parte, Marcelino Tamay, habitante del barrio Sanambay, parroquia Jimbura, cantón Espíndola, destacó que esta vía desde su creación jamás ha recibido una atención adecuada, solo por año le hacen un mantenimiento para que no se vaya a destruir con el invierno.

“Esto afecta de manera significativa porque nuestra parroquia se ha convertido en un sitio turístico por sus lagunas y la vía no da una buena presentación. Los visitantes siempre preguntan si no hay autoridades, ya que la carretera afecta a los vehículos que intentan llegar hasta el cerro”, añadió.

Trabajo

El prefecto de Loja, Rafael Dávila, expresó que la provincia tiene 78 parroquias rurales y cada una tiene una vía de acceso la cual debe darse mantenimiento, sin embargo, llevan 15 vías, la mayoría ya terminadas, otras en base de ejecución.

“La ciudadanía reclama: El Cisne-Ambocas, Chinchas-Portovelo, Saucillo-Macará, Vía Antigua a Cuenca, Purunuma, Mangahurco, Orianga, Jimbura, entre otras y con justa razón y me sumo a ellos; el problema es que antes del 2014 no se hizo nada por la vialidad rural. Hacemos y haremos lo que humanamente es posible hacer, técnica y presupuestariamente”.

Por ejemplo, la vía El Cisne-puente de Ambocas, le realizan el mantenimiento dos veces al año por la peregrinación de la Virgen del Cisne, pero ese trabajo dura máximo 3 meses, porque por la carretera pasa bastante tráfico pesado. “Es una de las vías que se le da mantenimiento dos veces, la otra al que lleva a Mangahurco”.(I).(FJC).