Carmelitas Descalzas necesitan ayuda para construir su nuevo Monasterio

Reubicación

En el año 2020, la orden del Carmelo llegó a Loja y se apostó en una casa que les fue donada, pero el sitio ha sido de fallas geológicas debido a que con el pasar de los días la vivienda, cerramiento y la iglesia tienen enormes fisuras; incluso hay hasta corrientes de agua que no saben de dónde desfogan.

Yolanda de la Encarnación, primera consejera del Monasterio, expresó que cada vez arreglan las fallas. “Profesionales han llegado al sector y nos han indicado que debemos buscarnos otro sitio debido a que no tiene solución la problemática y que el daño es progresivo”.

“Ante esta situación y por misericordia del Señor un feligrés nos donó un terreno en el sector de Trapichillo de Catamayo; lo que ahora necesitamos es ayuda para construir el nuevo Monasterio, por ende, apelamos a la bondad de los lojanos a ser nuestros bienhechores”.

La primera consejera añadió que en la actualidad en los terrenos de Catamayo que tiene una extensión de 3 hectáreas, le están realizando el cerramiento y estiman que un poco más de 3 meses acabarán con la construcción; luego si hay donaciones empezarán con la construcción de la obra principal.

Elaboración

El pasar de los días de las hermanas es con la ayuda de la providencia divina y con la venta de artículos elaborados con sus propias manos como: bordados, vino de cocina y de consagrar, obleas, velas, galletas, entre otros. “También por el servicio de oración continuada a los fieles cuya meta es llegar a la máxima unión con el Señor”.(I).

Dato

En el Monasterio de las Carmelitas habitan 14 hermanas.