Las Empresas Unicornio

Diego Lara León

El mundo del emprendimiento es muy dinámico y cada vez sus conceptos, lenguaje y terminología se van modificando. Ante esto quienes estamos en el mundo del emprendimiento o nos adaptamos a este cambiante mundo o “nos quedamos a la vera del camino”.

Hoy se habla mucho de LOS EMPRENDIMIENTOS UNICORNIO. Estas iniciativas empresariales con nombre de fantasía cobran, actualmente, una notable fuerza en el mercado.

Las Empresas Unicornio en su mayoría son startups, es decir, empresas que proveen algún servicio tecnológico innovador. Varias de ellas aun no llegan a cumplir 10 años de antigüedad, pero su crecimiento escaló tanto que ya lograron ganancias que superan la impresionante cifra de un billón de dólares.

Las Empresas Unicornio más importantes provienen de China: el número uno es la compañía ANT Financial, con una valoración de 150 billones de dólares, seguida por Alibaba, también de origen chino, y Uber, en Estados Unidos.

Por su increíble desempeño y sus valores casi irreales es que reciben el nombre de “unicornio”. El término fue utilizado por primera vez en 2013 por Aileen Lee, fundadora de Cowboy Ventures, quien define a las empresas unicornio como: “una compañía tecnológica que alcanza el valor de 1.000 millones de dólares en algún momento de su proceso de levantamiento de capital, sin llegar a cotizar en bolsa”.

En los últimos dos años, “la cifra de unicornios ha aumentado de 200 a más de 400”, de acuerdo con CB Insights. Actualmente, los modelos de negocio con mayor concentración de empresas unicornio son el comercio electrónico, las fintech y los de software de internet. En dichos rubros las empresas unicornio explotaron, pero áreas como la salud y las finanzas también están interesadas en intervenir.

Las empresas unicornio comparten las siguientes características:

Se valoran en más de 1.000 millones de dólares: su alto valor debe radicar en el capital privado, sin formar parte de la bolsa de valores. Una vez que estas empresas cotizan en el mercado, dejan de ser consideradas como tales.

Son disruptivas e innovadoras: crean nuevas tendencias en el mercado, gracias a la aplicación tecnológica.

Son aliadas de las nuevas tecnologías: estas empresas se adaptan a un entorno digital para crear un nuevo mercado dominante. Su principal aliado son las redes sociales.

Son jóvenes: en su gran mayoría, las empresas unicornio no llegan a los 10 años de operación. Incluso sus fundadores tienen una edad promedio de 35 años.

Son exponenciales y escalables: crecen de forma acelerada y su modelo de negocio es escalable a largo plazo, a pesar de que tienen una baja inversión al comienzo.

Son empresas B2B (business to business): se ocupan de desarrollar una estrategia comercial para llegar a su consumidor final y manejan excelentes campañas de marketing.

Usan la economía colaborativa: es decir que utilizan bienes que no son completamente aprovechados e intercambiarlos a cambio de una compensación económica.

Latinoamérica se convirtió en una región muy prometedora para las empresas unicornio, gracias al aumento de la inversión privada (materia pendiente en Ecuador).  Desde México hasta Argentina en el año 2022 hay 37 empresas unicornio. Brasil es el país con mayor presencia de este tipo de emprendimientos, seguido por México, Chile, Argentina, Colombia y Uruguay.

Nombres de empresas muy conocidas por nosotros son referentes unicornios, como: Mercado Libre, Rappi, OLX, Despegar.

Todos aquellos que estamos en el sector productivo debemos, sobre la marcha, ir adaptándonos a la innegable transformación tecnológica que está sufriendo el mundo, los mercados y las sociedades sin duda están siendo influenciados cada vez más por las empresas unicornio. Nuestro potencial crecimiento e innovación empresarial debe tener también como referente al modelo de estas mágicas empresas unicornio”.                                                                                                   @dflara