Lo que traen los feriados

Ruy Fernando Hidalgo Montaño

Para mi modesto criterio nuestro país tiene demasiados feriados en el año, lo digo porque países más desarrollados como Estados Unidos, Alemania, Japón y otros solo cuentan con un día nacional en el año. En el caso del primero, solo festejan el 4 de julio día de su independencia, en los otros estoy casi seguro que no tienen tanta vacancia, estos feriados traen consigo muchas cosas encontradas, como el aburrimiento de una parte creo que la mayoritaria del pueblo, que no sabe qué hacer con estos momentos de ocio, y por otra un sector minoritario de población sacan provecho a estas vacaciones viajando a diferentes partes del Ecuador y fuera de él; pero la idea básica que trato de esgrimir es que un pueblo que necesita trabajar no puedes darse el lujo de tantas paras, para descansar en los 365 días, una nación que pretende alcanzar niveles de desarrollo que lo ubiquen en un nivel superior al que ahora ostenta, no puede frenar de manera súbita y tan repetida su aparato económico, esto entorpece toda la actividad del día a día.

Los feriados traen consigo por una parte el disfrute de las familias que tienen la oportunidad de reunirse en estos días, pero por otro lado también el desconsuelo y la tristeza de quienes por carencia de recursos económicos no pueden hacerlo y con ello se marcan diferencias frustrantes entre la gente, soy neófito en economía, pero mi sentido común me dice lo siguiente. El gobierno si tanto quiere desarrollar la industria sin humo o sea el turismo, debería primero intentar difundir las riquezas turísticas del Ecuador a nivel internacional, aunque es loable promocionar las bondades de nuestra tierra, en cambio las divisas extranjeras vienen a inyectarle un dinamismo distinto a la economía ecuatoriana, aparte de eso se pregona los rincones paradisiacos con que cuenta por favor de Dios este país.

Es triste escuchar en pleno siglo XXI que mucha gente que quiere visitar el Ecuador confunde nuestra ubicación geográfica pensando que somos parte del continente africano, es poco lo que han realizado los gobiernos por promocionar las maravillas que tiene la patria. También es lamentable escuchar que muchos extranjeros que se animan a visitarnos reciben un trato descortés y hasta grosero de parte de los ciudadanos encargados del servicio hotelero o en restaurantes, incluso recién se hablaba de un caso que ocurrió en nuestra ciudad, donde cierto hotel no quiso devolver el dinero que habían pagado visitantes extranjeros adelantadamente por una semana de estadía, pues estos se arrepintieron y pidieron con toda justicia que se les devuelva lo que habían cancelado y se les cobre por los días de permanencia en dicho hotel y estos se negaron rotundamente y con improperios les dijeron “que se queden la semana que sino salados”; acciones como esta en vez de atraer ahuyentan a los turistas y dan una pésima imagen de Loja.

En conclusión, lo que más necesita el Ecuador es promoción internacional, que solo la han hecho gente que nada tiene que ver con el turismo, sino con el deporte como la selección de futbol, Andrés Gómez, en su tiempo, los triunfos olímpicos de Neisi Dajomes, Richard Carapaz y muchos más, que pasean, o pasearon su talento por todo el mundo haciendo conocer al Ecuador. También necesitamos trabajo y más trabajo, mejorar la inseguridad reinante en las calles, no podemos darnos el lujo de parar tantas veces en el año. Esto es solo una parte de lo que traen los feriados, seguramente amigo lector usted tendrá sus propias conclusiones, y las respeto.