El actual sistema de salud en Zapotillo

Freddy Rommel Coronel Álvarez

Las personas que nos jugamos diariamente por el país, por la honestidad y eficiencia de los actuales y futuros gobernantes; desde pequeños tuvimos inquietudes por la buena vida ciudadana, en estas lejanas tierras, donde siempre ha existido la mala costumbre de ver «la paja en el ojo ajeno» y pocas veces en el propio. Desde siempre han existido las divisiones por la bendita política partidista, que generan los nuevos actores sociales situación que se ha dado desde las épocas pasadas con críticas destructivas y pocas constructivas para una reingeniería de la vida, estas grietas y enemistades se acentúa en toda campaña política. ¿Es lógico que nos ocurra también? Aquí tiene que haber una estrategia que conmueva a la gente de la ciudad y el país a cambiar». Cómo será posible esto mediante un proceso de inspiración ciudadana para actuar con sabiduría por esta tierra que nos vio nacer, a la que hay que brindar toda nuestra experiencia, conocimiento y deseo para hacer las cosas bien con buenas ideas, y mensajes positivos que impactan tanto en jóvenes como mayores, que son los que decidiremos el futuro que queremos.

Bajo ese horizonte les comentamos que los sistemas de salud en Zapotillo y en todo el pais padecen un conjunto de debilidades estructurales que quedaron en evidencia marcada a raíz de la crisis sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19. Si bien se han realizado algunos esfuerzos por incrementar el gasto en salud, se observa que sus sistemas sanitarios tienen un sub financiamiento crónico que, acompañados de altos niveles de fragmentación y una organización que los separa en segmentos que se encuentran desvinculados entre sí, se traduce en un conjunto de problemas de suficiencia en el acceso, ineficiencia, dificultades de coordinación, ausencia de solidaridad y situaciones de desigualdad casi permanentes. Al considerar los indicadores actuales de los sistemas de salud local a la luz de la situación actual, se observa, que siempre faltan medicinas, especialistas y sus actividades cotidianas se desarrollan en una infraestructura que ya cumplió su vida útil y que hace falta una ampliación la implementación de equipos con tecnología de punta para cambiar esta triste realidad por lo que hasta para operar un cayo tienen que llevar a los pacientes a Alamor, Macará, Catacocha, Loja y Cuenca; lo que, a su vez, se traduce en una escasez relativa de recursos humanos en el área de la salud y de camas disponibles para la población.

Dicha problemática zapotillana se han agudizado durante la pandemia, generándose una situación de reproducción y profundización de las desigualdades de salud, en que el bienestar de la población de Zapotillo se ha visto significativamente deteriorado. Frente a ello es necesario aprovechando la oportunidad histórica que la pandemia de COVID-19 brinda para pedir comedidamente al Gobierno Nacional romper la centralidad de la salud de la población zapotillana para el desarrollo sostenible en ese componente para desde este sector de la provincia de Loja, plantear la urgencia de restructurar los sistemas de salud y avanzar hacia una mayor cobertura en atención médica con calidad, con una atención oportuna para toda la población, al Gobierno le toca a través de los responsables dentro de su competencia buscar modelos de financiamiento nacional e internacional para mejorar los servicios de salud en Zapotillo siendo solidarios con este sector de la patria, para ello debe ir acompañado de un incremento sostenible de la inversión en salud y buscar una mejor organización y representación que conviertan más eficiente los servicios de salud, en la que el primer nivel de atención ocupe un lugar central y esté acompañado por una estrategia de atención primaria de salud que incorpore los determinantes sociales de la salud en sus acciones preventivas y curativas permanentemente.

En todas partes se pueden observar diversos modelos de sistemas de salud y buenas experiencias que permiten poner prácticas positivas para avanzar hacia sistemas de salud universales, integrales y sostenibles, así como también reflexionar sobre los grandes desafíos que implican el compromiso del Estado y la propia ciudadanía. En el marco de la asistencia técnica y financiera anterior, cabe recordar que a inicios del milenio proporcionamos nuestro aporte con la colaboración de la Cooperación Italiana y el apoyo de un gran ciudadano lojano el exalcalde Jorge Reyes, en ese entonces Director Provincial de Salud de Loja, se logró mejorar la infraestructura del sistema de salud en Zapotillo. En ese sentido para seguir y avanzar un poco más es importante conocer la experiencia de  ciudades y países de distintas regiones que tienen sistemas de salud más robustos y que se caracterizan por su universalidad, integralidad y sostenibilidad financiera, entregando la oportunidad de reflexionar junto a las autoridades locales a las actuales y las futuras acerca de los principales desafíos que enfrentaran en su actual y futura gestión, así como hay que asimilar las principales buenas lecciones y aprendizajes de aquellos que han implementado buenas prácticas en salud brindando oportunamente una atención preferencial al usuario zapotillano. Ecuatorianos es hora de honrar a la frontera con servicios con calidad y calidez.