Las pretensiones de Llori

Efrén Sarango Palacios

Viene y va de arriba a abajo

mendigando una sentencia

que la vuelva a presidencia

¡Del Congreso, qué carajo!

Viene y va con su pedido

esperando una fortuna

implorando hasta la luna

el milagro apetecido.

Sus obtusas pretensiones

son chirlazo, bofetada,

a la patria maltratada

por tan burdas actuaciones.

Cien Luquitas la señora

ha pedido por cristiano,

y que paguen bien temprano

completito y sin demora.

Además, la reclamante,

quiere excusas verdaderas,

y con caras lastimeras

tan sonoras con parlante.

Vaya. Vaya, que insolencia,

que aspavientos, qué grandeza,

a mi juicio son torpezas

sin sentido y coherencia.

Que la vuelvan nuevamente

¡Quiere ella, qué insistencia!

al sillón de presidencia

del Congreso, astutamente.

Son tan solo pretensiones

a la luz de noche oscura,

es tan solo una “frescura”

que motivan los millones.

No es posible que se acepte

dicho pliego de pedidos,

de talante desmedido

que a toditos nos compete.

Su período fue un fracaso,

sin un norte y dirección

solamente su ambición

la condujo a su mal paso

Sube y baja, baja y sube

con su grupo de abogados

de argumento desgastado

entre sueños, mitos, nubes.

Por mi parte, yo no quiero,

que regrese a la presidencia,

con total incompetencia

y discurso lastimero.