Agricultores de Sumaypamba abandonados a su suerte

La cebolla, principal producto de Sumaypamba, lista para su venta. En esta foto el Dr. Gabriel Gonzalo Gómez, de visita por el lugar.

Ninguna institución pública se hace presente en la parroquia Sumaypamba, del cantón Saraguro, para ayudarles a los agricultores a conseguir buenas semillas para realizar sus siembras de cebolla o de maíz. Con las semillas que están comprando en la actualidad se ha bajado notablemente el rendimiento por hectárea y, en consecuencia, el beneficio económico para el productor.

Sumaypamba tiene un canal de riego para aprovechar 400 hectáreas de terreno en el que se cultivaba con excelentes resultados la cebolla, que se sembraba con semilla traída de California, pero por razones desconocidas ha desaparecido del mercado y por lo mismo tuvieron que adquirir otras calidades, de origen peruano, con las que los resultados son muy inferiores, hasta insatisfactorios, tanto así que cada agricultor esta reemplazándola en extensiones importantes de sus propiedades con otros cultivos, especialmente maíz, pero allí también se chocan con el problema de la mala calidad de las semillas que les venden.

El Ministerio de Agricultura debía asignar a uno de sus técnicos la tarea de buscar dónde comprar la mejor semilla de cebolla para que los moradores de Sumaypamba vuelvan a gozar de buenas cosechas, pero no lo ha hecho, dejando a los productores abandonados a su suerte. Son las funestas consecuencias de las imposiciones del FMI, que obligan a reducir el personal de los ministerios. Por nuestra parte hemos consultado al profesional macareño Manuel Benjamín Suquilanda Valdivieso, quien tuvo la amabilidad de informarnos que la Casa Alaska de Quito ofrece toda variedad de semillas, lo que con gusto les estamos compartiendo a nuestros lectores de Sumaypamba y San Sebastián de Yúluc, con la esperanza de que esta noticia les sea útil.

Reconstrucción

4.000 sacos de cemento donados por el consejo provincial para revestir el canal de riego

El canal de riego fue construido hace más de 50 años con mingas de los precaristas de la hacienda y tomando agua del río Uchucay, a varios kilómetros de distancia. El caudal sirve para regar 400 hectáreas, pero con más agua se podría utilizar muchas hectáreas más, lo que se puede lograr mediante el revestimiento con cemento, para evitar las filtraciones. El Consejo Provincial de Loja por lo pronto ha procedido a donar 4.000 sacos de cemento, con los cuales los usuarios están actualmente con su propia mano de obra haciendo el revestimiento de un tramo de dicho canal.

Ni un metro de calle adoquinado

Sumaypamba es la única parroquia de la provincia de Loja en la que no se ha adoquinado ni un solo metro de calle, lo que es a todas luces una imperdonable omisión del Municipio de Saraguro, que atenta contra la salud de los habitantes, contra el ornato y contra las condiciones adecuadas para el transporte, afectando al desarrollo de la cabecera parroquial. Quizá sea porque tampoco existe el servicio de agua potable y se está esperando primero hacer esa obra para después adoquinar. Y en la mayor parte de la población se carece de aceras.

Sumaypamba es una población nueva, que aparece en la segunda mitad del siglo XX, como consecuencia de la abolición del precarismo en la agricultura, pero de ninguna manera esa puede ser la excusa del Municipio para tenerla en ese nivel de marginación y olvido.

Caja de ahorros

Desde hace un año viene funcionando una Caja de Ahorros que la han conformado medio centenar de moradores, dirigidos por el señor Segundo Cedillo, que ejerce un fuerte liderato debido a sus iniciativas y dinamismo que se han traducido en la ejecución de varias obras en beneficio de la parroquia. Se está hablando de la posibilidad de transformarla en una Cooperativa de Ahorro y Crédito para poder hacer operaciones por sumas más elevadas. (CACJ)(I).