¡No toquen ese fondito del IESS!

Efrén Sarango Palacios

No mis sucos, no nos metan

Sus manotas al bolsillo

Que nos ponen “nerviosillos”

Pues las leyes se respetan.

Ese fondo, don Guanchinche,

Es sagrado y no se toca

O la gente se le aloca

Y le orquesta un gran berrinche.

Esa plata, don Ramones,

Es el fondo destinado

Para tanto jubilado

A manera de pensiones.

Por lo dicho, no sea loco,

No provoque a las personas

Que les juega “barcelona”

Con su ley fuera de foco.

Ayayay, no sea malito

Y no toque ese dinero,

No se porte tan “fulero”

Que ese fondo necesito.

Basta! dice todo el mundo

Desde el Carchi al Macará,

Deje quieto, por piedad!

O me vuelvo furibundo.

El dinero, por si acaso,

Pertenece al jubilado

Que ha pasado tan fregado

Agachando el espinazo.

Por lo tanto, es un derecho

Consagrado y pertenece

Al anciano pelo en pecho

Que impotente se entristece.

No mis sucos, no nos metan

Sus manotas al bolsillo

Que nos ponen “nerviosillos”

Pues las leyes se respetan.

Ese fondo, don Guanchinche,

Es sagrado y no se toca

O la gente se le aloca

Y le orquesta un gran berrinche.