Comunidades rurales se quedan sin jóvenes

Cada vez más jóvenes están abandonando el campo en diferentes comunidades rurales de la provincia de Loja. La falta de fuentes de trabajo, bajos salarios en las zonas donde viven, hace que busquen otras opciones a parte de la agricultura.

Según la Encuesta de Superficie y Producción Agropecuaria de 2021 del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) el 45% de los agricultores tiene entre 41 y 64 años. Mientras que solo 6 de cada 100 agricultores tienen 24 y 35 años de edad.

Esta es la realidad que se vive en algunas parroquias rurales del cantón Loja. El criterio de dirigentes parroquiales consultados por Diario Crónica, es el mismo.  La problemática es que los jóvenes una vez terminan el colegio, salen a otras urbes del país. El campo queda abandonado y solo adultos mayores continúan realizando labores agrarias.

  Panorama

José Aníbal Espinoza Pucha, presidente del GAD Chantaco, dice que existe un decrecimiento de la población. De acuerdo a los últimos datos, este sitio cuenta con 1.500 habitantes.  

“Los adultos mayores incluso se quedan sin familiares que les brinden cuidado”. 

Los pocos nativos de este sector se dedican a labrar la tierra. A producir legumbres, hortalizas y plantas aromáticas, como única fuente de ingreso.

 La mayor parte de los jóvenes salen por motivos de trabajo a Loja y otras ciudades de la Costa, precisa.

Situación

La misma situación se vive en la parroquia Yangana, explica su presidente Cosme Ochoa Maldonado.

Los moradores se dedican a la producción de granadilla, caña de azúcar y actividades ganaderas.

Sin embargo, “la mayor parte de jóvenes, no quiere seguir en el campo. Algunos optan por ingresar a la Policía”.

De acuerdo a proyecciones, está parroquia cuenta con 1.900 habitantes.

El dirigente agrega que, en los últimos años, quienes se dedican a cultivar la tierra son los adultos mayores, desde los 56 años en adelante.

Salir

Juan Masa Pesantez, nativo de San Lucas, actualmente vive y trabaja en Loja, dice que salió para estudiar la carrera de Docencia y laborar medio tiempo en un restaurante. Tiene 23 años.

“Quisiera especializarme como maestro. En el campo no hay fuentes de empleo y   quiero mejores condiciones de vida”. (I).

DATO

De acuerdo al INEC, solo un 12% de agricultores cuenta con educación superior.