La importancia de la innovación disruptiva

Edwin Villavicencio

La innovación disruptiva al tratarse de un tema y concepto en construcción, la connotación que ha adquirido va perdiendo utilidad en su tiempo-espacio definido, sumando a ello, la inadecuada utilización en proceso de innovación progresiva en relación a calidad y minimización de costos de producción. Sin embargo, la ventana de oportunidad se centra en que dichos agentes buscan y logran atraer a clientes o usuarios de menor gama, para una vez consolidados, penetrar en mercados predominantes, con precios generalmente muchos más bajos; por consiguiente, en un mercado relevante se generaría un producto/servicio sustituto más eficiente.

Según Christensen et al. (2015, p. 4) “las innovaciones disruptivas surgen en oportunidades de acceso en mercados de gama baja o en mercados nuevos”. Bajo esta premisa, la innovación convencional se centra en lograr maximizar los resultados, productividad y valor agregado en mercado de gama baja o nuevos, ya que este tipo de mercado, son los que, en menor grado, son tomados en cuenta y/o analizados por la empresa o competencia.

Cuando se apertura una ventana de oportunidad en los productos o servicios de gama baja, abriendo el mercado al “agente disruptivo” con un bien o servicio sustituto lo suficientemente bueno, con la funcionalidad o uso del producto del mercado relevante especifico, creando de esta manera, un mercado donde no existía previamente y convertir los no clientes en clientes.

En un mercado relevante especifico, su producto, precio, calidad en un tiempo determinado, se presenta para que exista una innovación sostenible, avances incrementales en los bienes o servicios ofertado. Por el contrario, cuando se generan condiciones y características inferiores, estamos presentes ante una innovación disruptiva en su fase cero, con ejemplos muy claros, los casos de Iphone, Airbnb, Tesla, Spotify, etc.

Es muy importante entender de manera correcta que la disrupción es un proceso, a manera de experimentos o creaciones a pequeña escala con la facilidad de convertirse o posicionarse producto/servicio sustituto. Además, los agentes de tipo disruptivo establecen modelos de gestión o negocios de las empresas del mercado relevante. Así como también, dependiendo de las variables y circunstancias que condicionan, puede una empresa, triunfar o no. La última premisa gira en torno a que la disrupción se genera por procesos, con modelos de gestión aptos y que llegan a tener éxito, como circunstancia de haber producido innovaciones sostenibles, siempre y cuando, esta pueda ser separada del negocio principal o producto/servicio específico del mercado relevante y su relación con los productos sustitutos de carácter disruptivo con potencial para arraigar clientes de tipo nuclear.

Un bien o servicio “novedoso” o de las últimas tendencias (tecnología, inteligencia artificial, educación, prestación de servicios por medios alternativos, etc.) per se sean de tipo sostenible o disruptivo. Más bien en un mercado relevante, lo disruptivo no necesariamente es el producto, si no el servicio complementario que ofrece, su segmento, su calidad, status, correlación precio-calidad, etc., posicionados en mercados nuevos o segmentos de gama menor con clientes mal definidos.