El lenguaje, el cerebro, la otredad y el libro confirman nuestra existencia

Galo Guerrero-Jiménez

El lenguaje, una de las manifestaciones individuales y sociales más trascendentes en el desarrollo del ser humano, ha hecho posible que las diversas inteligencias, consustanciales a cada individuo, le permitan moldear su compostura humana para emitir acciones desde el fluir de su pensamiento personal, el cual se transforma culturalmente hasta llegar a ser lo que cada cual es en los diversos planos en que puede manifestarse para realizar su plenitud humana en los ámbitos en que su vocación, su ocupación y su profesionalización así lo permiten.

Continúa leyendo «El lenguaje, el cerebro, la otredad y el libro confirman nuestra existencia»

Un existenciarse radicalmente ético-estético desde el ser

Galo Guerrero-Jiménez

En este devenir permanente de la vida en que el pensamiento fluye continuamente para adaptarse a las circunstancias por las que la humanidad atraviesa, tanto en el orden económico, político, social, ideológico y educativo-cultural-histórico, no puede marchar al margen de los aspectos afectivos, intelectuales, ecológicos y antropológico-axiológicos, que son los que hacen posible los grandes sueños e ideales que la humanidad, desde el despertar de una conciencia permanente, debe asumirlos desde un existenciarse radicalmente ético y estético, de manera que la visibilidad de cada acto que fluye desde la palabra y el accionar pensante, nos lleve a una praxis en cuya sensibilidad estética aflore la capacidad permanente para interpretar la realidad, de manera que, “cuando uno mira en profundidad los pequeños detalles, la realidad se magnifica, se llena de vida y de plasticidad, y nos desvela los múltiples significados que encierra” (Alonso, 2002).

Continúa leyendo «Un existenciarse radicalmente ético-estético desde el ser»

La pregunta permanente construye diálogos de conciencia lectora

Galo Guerrero-Jiménez

El mayor prodigio del acto lector está en que nos sitúe en el plano permanente de la conversación y de la pregunta perenne, de manera que todo tipo de contenido, sea humanístico, científico, técnico, artístico, literario, filosófico, social, ensayístico y, ante todo, la lectura de estudio que nuestros alumnos emprenden a diario en todos los niveles de la educación formal, esté enmarcado en lo que sostiene Pep Aparicio Guardas: “En un horizonte de conversación, intercambio, visibilidad y reconocimiento de otras voces no presentes en el diálogo pero que están vinculadas con él, en ese transcurso, difícil pero necesario, complejo pero ineludible, singular y colectivo, de construir una palabra colectiva, común y, además, articulada con las reflexiones que aquí y ahora” (2021), deberíamos plantearnos siempre desde el plano personal que cada lector tiene para inferir con relativa facilidad el cúmulo de inquietudes que debe florecer en torno a lo leído, si se ubica en el plano de la pregunta, estableciendo un diálogo con el autor, con el contenido real, ficticio, reflexivo, preciso, objetivo, subjetivo y, en fin, que el texto contiene desde el ambiente cerrado y de clausura que el escritor le da como toque final para que ese contenido sea publicado, pero que el lector, una vez que tiene en la pantalla o en su mano esa exquisita porción de lenguaje, madurado y expuesto al estilo de su creador, pueda disfrutarlo, analizarlo, estudiarlo, embeberlo, asimilarlo, reflexionarlo abiertamente, tal como cuando se conversa oralmente con las amistades, con la familia, es decir, con un alguien que  nos escucha atentamente, tal como el lector atento escucha a su contertulio, el texto que, organizado desde diversas formas discursivas, es capaz de generar un acto amoroso de apertura lectora y desde “una práctica de la libertad dirigida hacia la realidad, a la que no teme; más bien busca transformarla, por solidaridad, por espíritu fraternal” (Barreiro, 2018) consigo y con la otredad a la cual se debe desde la más selecta conciencia personal.

Continúa leyendo «La pregunta permanente construye diálogos de conciencia lectora»

El registro microscópico y abierto de la lectura provoca una condición ética

Galo Guerrero-Jiménez

Son infinidad de mundos posibles los que aparecen en cada lector que, desde lo recóndito de su mundo interior, los cristaliza fenomenológica, cognitiva y significativamente en orden a saber cómo vivir, cómo enfrentar su realidad, de manera que ese mundo de ideas que individualmente lo promueven a la toma de una consciencia lectora, sean el vector que ilumine su frágil condición humana desde distintos modos muy personales que la lectura provoca, dado que, el contenido de lo leído, le hace ver la realidad, siempre desde el contexto de su forma de vida que particularmente cada lector la vive en su diaria cotidianidad.

Continúa leyendo «El registro microscópico y abierto de la lectura provoca una condición ética»

Como agua de té

Galo Guerrero-Jiménez

Leer un libro que hable de la vida de un lector, y que ese lector haya compartido su vida con una lectora y escritora, y que luego, sea esa escritora la que escriba desde el dolor y el entusiasmo más profundo sobre la vida y obra de ese gran lector, gran profesional y gran esposo, amante de su casa, de su hogar, y que inesperadamente haya partido a la eternidad, es adentrarse en la intimidad más sentida de una pareja que por más de 40 años pudieron compartir en familia la fiesta de la lectura, la ternura, el diálogo, la intimidad y el deseo profundamente anhelado de adentrarse en las entrañas de un libro, tal como yo he podido adentrarme en la recia personalidad que respira en cada una de las páginas esta dolorosa historia de amor, de lectura y de libros escrita por Aminta Buenaño, e intitulada Un Blues para Roberto relato desde el coronavirus, y disfrutar de ese dolor, aunque resulte extraño decirlo, porque así es de extraña y de especial cada conducta lectora, como la mía, que con la pasión más sentida he podido disfrutar de esta sabrosa y dolorosa historia de amor, de lectura, de libros, de nostalgia, de anécdotas y de un historial familiar que Roberto y Aminta comparten con gran exquisitez de lenguaje en este relato testimonial tipo novela, escrito en este año 2022, y que, de entrada, aparece el personaje protagónico hermosamente descrito:

Continúa leyendo «Como agua de té«

Selección ética y estética de ámbitos de realidad

Galo Guerrero-Jiménez

En una gran mayoría de personas, y de toda condición social, existe un sentimiento de pesadumbre acerca del estado del planeta, dada la cantidad de información, en su mayoría, con noticias negativas de toda laya que se difunden en las redes sociales y que con facilidad confunden a la gente que cree al pie de la letra lo que estos medios anuncian, pensando que todo lo que ahí aparece y se comenta, es cierto. En todo caso, “sea cierto o no que el mundo esté empeorando, la naturaleza de las noticias interactuará con la naturaleza de la cognición para hacernos pensar lo que es” (Pinker, 2021b). Y ahí está el problema; pues, nuestra conducta mental asume una sobreestimulación de emociones confusas que deriva en sesgos cognitivos que no siempre son los más apropiados para responder ante el mundo de una manera adecuada.

Continúa leyendo «Selección ética y estética de ámbitos de realidad«

Loja y su literatura en la VIII Feria Internacional del Libro de Guayaquil 2022

Galo Guerrero-Jiménez

Tuve el honor de ser invitado por la académica, periodista y crítica literaria, Cecilia Ansaldo Briones, directora de contenidos de la VIII Feria Internacional del Libro de Guayaquil 2022, para participar con la ponencia “Loja y su literatura” dentro de la Mesa Literaria con el tema “Tres ciudades ecuatorianas y su literatura: Riobamba, Manabí y Loja”. El objetivo, a decir de su directora, consistió en “dar una semblanza de las actividades de esas ciudades en los últimos cincuenta años, para llenar nuestro arraigado desconocimiento de las actividades distantes a las urbes nucleares”.

Continúa leyendo «Loja y su literatura en la VIII Feria Internacional del Libro de Guayaquil 2022«

Ser persona desde el conocimiento racional y afectivo

Galo Guerrero-Jiménez

Parecería que nuestra condición humana funciona axiológica, estética y cognitivamente bien, si combinamos racional y emocionalmente nuestra inteligencia intelectual y espiritual a través de una continua energía positiva que solo florece si seleccionamos de manera pertinente las fuentes que nos irradian una serie de convicciones reconfortantes para fortalecer nuestra conciencia con ideas que uno crea que en efecto, son saludables, orientativas y que nos dan luces a nuestra curiosidad insaciable de conocer lo que somos, lo que es una cosa, un fenómeno determinado, es decir, la naturaleza en general que nos aborda en cada esquina de la vida para enfrentarla y convivir con ella desde la mejor actitud de nuestra racionalidad, la cual debe ser profundamente atropo-ética.

Continúa leyendo «Ser persona desde el conocimiento racional y afectivo«

Dupleta de amigos entre lo verbal y lo escrito

Galo Guerrero-Jiménez

Elegir a buenos amigos es tan básico en la vida para cimentar nuestra relación de encuentro con lo excelso, con lo noble, porque así se puede marcar un camino adecuado de fortaleza, de gozo y de buena energía para realizarse con la mayor plenitud que nuestra condición humana lo permita dentro del conglomerado social en el cual adquirimos nuestra cultura y educación antropo-ética; y esos buenos amigos no solo que están constituidos por las más cercanas amistades, la familia y los docentes que con su decir verbal contribuyen al desarrollo de nuestra realización personal; sino también por otro tipo de amigos que están marcados con la palabra escrita; estos son amigos supremos se si los logra detectar a tiempo o en el trascurso de la vida estudiantil o profesional, es decir, día tras día, tal como lo hacemos con los amigos de la palabra verbalizada; pues, esta dupleta de amigos entre lo verbal y lo escrito, por supuesto que contribuyen a sanear intelectual, emocional y espiritualmente nuestro trajinar por la vida.

Continúa leyendo «Dupleta de amigos entre lo verbal y lo escrito«

Mi potencial creativo para la maestría de un oficio

Galo Guerrero-Jiménez

Es innegable que nuestra conducta humana es el producto de la interacción entre herencia biológica y el entorno socio-cultural en el cual nos movemos. Y lo sorprendente de esta realidad vital es que al nacer ya contamos con ciertas aptitudes y una manera de ser muy peculiar y tan particular en cada naciente que, por supuesto, se desarrollará armónica o malsanamente según las circunstancias que la vida le depara a cada ser humano y que, por ende, se desenvuelve gracias a que la mente ya posee una organización innata, lo cual es tan saludable para que a lo largo de su vida pueda enfrentar racionalmente “los tintes morales, emocionales y políticos que el concepto de la naturaleza humana entraña en la vida moderna (…) [desde] una interacción compleja entre la herencia y el medio: la cultura es esencial, pero no podría existir sin unas facultades mentales que permiten que los seres humanos construyan y aprendan la cultura” (Pinker, 2021) de la comunidad en la cual interactúan cotidianamente desde el ámbito de su formación y con el estilo e individualidad que le es característica a cada persona.

Continúa leyendo «Mi potencial creativo para la maestría de un oficio«