Criterios divididos sobre uso progresivo de la fuerza y armas por los militares

Militares podrán hacer uso progresivo de la fuerza en manifestaciones.

Los militares ya tienen reglamento para el uso progresivo de la fuerza y usar armas de fuego, sin embargo, existen criterios divididos ante la situación, unos señalan que es para evitar las manifestaciones venideras, mientras otros, indican que los uniformados siempre tuvieron esa potestad.

Circunstancias
El reglamento en varios de sus artículos señala que, el uso progresivo de la fuerza se aplicará para neutralizar o reducir el nivel de amenaza o resistencia. En cuanto a las armas las usarán solamente cuando los medios disuasivos o de conciliación no resultaren eficaces.

Patricio Valdivieso, abogado y analista, mencionó que la seguridad del estado tiene dos frentes, el uno que es interno manejado por la Policía Nacional; segundo, el externo por las Fuerzas Armadas, sin embargo, en estado de excepción, como el de ahora, los militares acompañan a la policía a realizar su trabajo para hacer cumplir la normativa.
“Siempre he sido un crítico del Gobierno, por ello no creo que en este momento vayan a utilizar las armas en cualquiera de las manifestaciones para repelerlas, más bien pienso que, es una estrategia de comunicación por parte de ciertas personas para tratar de desestabilizar al Estado y ahondar la crisis existente”, dijo.

Sin embargo, Martín P. Toledo, ciudadano, no comparte la opinión. Señala que este reglamento aprobado en los últimos días es para frenar las manifestaciones que se desarrollarán contra el Gobierno Nacional por las medidas y leyes aprobadas.
“Cómo es posible que antes de la pandemia nunca dijeron nada y hoy valiéndose de el estado de excepción por la pandemia de la COVID-19 aprueban leyes, medidas y reglamentos sin que la ciudadanía se entere de nada y no pueda reclamar porque afectan al pueblo”, dijo.

También el presidente de la Coordinadora de Movimiento Sociales, Luis Rueda, indicó que este reglamento de los militares es una forma de intimidación hacia la ciudadanía que saldrá en los próximos a protestar contra las leyes antiobreras, antipopulares y que violan la Constitución, así como las medidas, entre ellas el subsidio del combustible.(I).(FJC).