Vías rurales deterioradas

Bus atrapado en la vía Loja-Cuenca.

Algunas de las vías rurales que conectan a la ciudad y cantón Loja están en pésimas condiciones, con baches, derrumbos, entre otras afectaciones, aunque en su mayoría no están interrumpidas sí representan daños para los automotores.

Situación
Uno de los ejemplos claros es la vía antigua a Cuenca, por donde transitan cientos de vehículos públicos y privados. Allí los moradores de Sevilla de Oro, Las Juntas, Masaca, Jimbilla, San Lucas, entre otros barrios siempre deben aguantar el polvo en el verano y el lodo en el invierno, sumado a los baches.

Silvero Camizán, ciudadano, mencionó que siempre han pedido ayuda a la Prefectura de Loja y el Municipio para la ampliación y asfaltado de la vía, ya que representa un serio peligro para los conductores, pero solo le realizan un mantenimiento que con el pasar de los días y el tránsito se daña.

En cambio, un conductor de un bus de la Vinoyacu, señaló que el problema de la vía viene de muchos años atrás y siempre ha sido descuidada por todas las administraciones tanto de la Prefectura como de la Municipalidad.

“Los vehículos, al poco tiempo, tenemos que llevarlos a la mecánica para ser arreglados debido a los daños que poseen los caminos. A esto se suma que constantemente se presentan derrumbos por la permanente llovizna de este sector”, añadió.
Algunas vías como hacia Zalapa, San Francisco, Solamar, Taquil, Jimbilla, Pucala y al sur la intervalles presentan constantes deslizamientos y afectaciones por las lluvias.

Milagro
Un ejemplo de que, en cualquier momento, puede ocurrir una desgracia fue lo sucedido la mañana del sábado 30 de mayo, a unos 500 metros pasando el sector Sevilla de Oro, cuando un bus de la Vinoyacu que se dirigía hacia la parroquia San Lucas se quedó atascado en medio de la vía, pero en ese instante un deslizamiento empujó al bus hasta la orilla del carretero y por centímetros no lo envió al río.

Afortunadamente, no hubo personas heridas ni daños materiales, pero sí susto en los pasajeros, quienes se habían bajado hasta que pase la unidad y el conductor salió en el último momento previo al derrumbe. Luego de varias horas con ayuda de una máquina y personas con pala en mano lograron extraer el bus.(I).(FJC).