Franklin murió en el lugar que consideraba su hogar

Levantamiento del cadáver, realizado por la Policía Nacional. Foto: InformateEspíndola.

Espíndola. La mañana de este lunes 8 de junio, moradores del barrio Consapamba, de la ciudad de Amaluza, percibieron un olor nauseabundo, por lo que pensaron que en ese lugar existía algún animal muerto, pero al acercarse se llevaron la gran sorpresa, ya que un ciudadano estaba sin vida.

Los moradores alertaron de la novedad al ECU 911, entidad que informó a la Policía Nacional. Los agentes de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desaparición, Extorsión y Secuestros (Dinased) de Loja llegaron al sitio, tras recoger indicios del caso con autorización del fiscal de turno realizaron el levantamiento del cadáver.

Las labores de extracción del cuerpo sin vida del ciudadano, el cual fue identificado como Franklin M., de unos 45 años de edad, duró varios minutos debido a las condiciones agrestes del terreno, es decir, estaba en la parte posterior de un inmueble al interior de una covacha, lugar donde pernoctaba, ya que no contaba con una casa.
Posterior lo llevaron al carro del Centro Forense para que este lo traslade hasta la ciudad de Loja para la autopsia de ley y determinar las causas de su muerte.

Vida

Según información policial, Franklin como lo conocía la ciudadanía, recorría por todo el cantón como indigente; desde hace un año atrás, había escogido para dormir, la parte posterior de un inmueble que pasa deshabitado (lugar donde fue encontrado sin vida).

El día jueves 4 de junio, en horas de la mañana, lo vieron por última vez hasta que este lunes 8 fue encontrado sin signos vitales. Sin embargo, el ciudadano espindolense era muy conocido debido a su manera de ser y hacer divertir a la ciudadanía.(I).(FJC).