En Loja, un 10% de los negocios o empresas desaparecerían

Negocios en Loja con dificultades, tras un mes de actividades.

Tras la aprobación de la Ley de Apoyo Humanitario varios empleadores tendrán que cerrar sus negocios o en su defecto endeudarse.
Expertos indican que Loja se verá afectada en las empresas o negocios que recién están empezando.

Novedad

La llegada de la pandemia al país congeló las operaciones de casi todas las empresas y negocios, a excepción de los que expenden productos de primera necesidad e insumos médicos. Las primeras durante los casi tres meses de confinamiento no tuvieron ingresos de ningún tipo, pero sí egresos lo que profundizó más la crisis.

Magali B. Machado fue propietaria de un restaurante de la localidad. Ella trabajaba con 4 personas desde hace 2 años, pero tuvo que cerrar sus puertas y agradecerles sus servicios.

“Pretendo reabrir de nuevo para tratar de sacar recursos para pagar las deudas y recontratar al personal que despedí, aunque no todos, por ende, espero que no haya demandas en contra”, dijo.

Para Guido Peña, abogado en libre ejercicio, indicó que los empresarios auguran cierres definitivos en las compañías tras la vigencia de la Ley Humanitaria. “Esto afectará definitivamente en la frágil economía lojana, ya que las pocas empresas o negocios que estaban empezando desaparecerán”.

En ese sentido la figura del despido por fuerza mayor se aplicará únicamente por el cese definitivo de la empresa, así lo aprobó la Asamblea Nacional, aquí la entidad que cerrará deberá presentar a la institución reguladora como el Ministerio de Trabajo un documento del cese de funciones para siempre, ya que al no hacerlo la ley no le permitirá al empleador despedir al trabajador, lo cual no ayuda en nada a los propietarios de negocios a tratar de salir de la crisis.

En cambio, Ximena Ch., exdocente de administración de empresas, expresó que son tiempos difíciles para las empresas, ya que tiene que tomar decisiones acertadas para no desaparecer.

“Una de las opciones para que no desaparezcan e irrespetar los derechos de los trabajadores que acabarían en demandas, es endeudarse, para ello las autoridades deben ayudarles a que las entidades den créditos sin tantas trabas”.

Añadió que en Loja estima que al menos el 10% de los negocios estarían por desaparecer, es decir, de 10, 1 o 2 estarían al punto de la quiebra porque tras la reanudación de actividades no han podido sacar los recursos ni para pagar a los empleados.(I).(FJC).