Como en feria…

Efrén Sarango Palacios

El control es solo paja,
pues he visto en plena calle
desde Sauces hasta El Valle
muchos carros sube y baja.
No hay quien diga o haga nada
a pesar que hay un horario,
que regula al vecindario
y a sus carros en manada.

¡Qué bonita pendejada!
los señores conductores
con sus carros en bandada
frente a muchos inspectores.
Los agentes, yo pregunto…
porque diablos no aparecen!
y controlan en conjunto
este dato que entristece.

Sale el uno, dos y cinco,
sale el nueve, siete y ocho,
… mientras tanto se hacen mochos,
los agentes entre brincos.
Sale el cuatro, el seis y el tres
y otras placas… cierto el cero!
sin control, de cuerpo entero,
…. qué suprema cojudez!

Y las ventas en la calle,
uyuyuy es otro tema
que a toditos nos requema
ni tampoco es que me calle.
No señor, yo no les miento,
se lo puede constatar
solamente al caminar
y mirar a paso lento.

En la calle maravilla
nos ofrecen hoy en día,
fresas, dulces, gel, sandías,
cubrebocas, mascarillas.
En las barbas mis señores,
de los lindos inspectores,
nos ofrecen tres huevadas
y el control…. es pendejada.

Como todo ciudadano
habitante de esta Loja,
este lío me acongoja
y se escapa de las manos.
No hay firmeza, mis bonitos,
aunque existe la ordenanza,
nos robaron la esperanza
y esta tierra importa pito.