Recorte presupuestario de universidades es inconstitucional

Herminio Guaya

La Constitución de la República del Ecuador estipula que la educación es un derecho de las personas durante toda la vida y un deber ineludible e inexcusable del Estado, para el buen vivir, de las personas, las familias y la sociedad. José Martí, decía: “La educación que comienza en la cuna, no termina sino en la tumba”. “La educación superior pública será gratuita hasta el tercer nivel”, de conformidad al Art. 356 de la Carta Magna, en concordancia al Art. 28 de la citada Norma.

La norma Constitucional reza en su Art. 345, “La educación como servicio público se prestará a través de instituciones públicas, fiscales y particulares…”; Art. 352.- “El sistema de educación superior estará integrado por las universidades y escuelas politécnicas; institutos superiores técnicos, tecnológicos y pedagógicos; y conservatorios de música y artes, debidamente acreditados y evaluados. Estas instituciones, sean públicas o particulares, no tendrán fines de lucro.”; Art. 348.- “La educación pública será gratuita y el Estado la financiará de manera oportuna, regular y suficiente. La distribución de los recursos destinados a la educación se regirá por los criterios de equidad social, poblacional y territorial, entre otros … La falta de transferencia de recursos en las condiciones señaladas será sancionada con la destitución de la autoridad y de las servidoras y servidores públicos remisos de su obligación”; Art. 357.- “El Estado garantizará el financiamiento de las instituciones públicas de educación superior …”; Art. 165.2.- El Estado de excepción, permite: “Utilizar los fondos públicos destinados a otros fines, excepto los correspondientes a salud y educación”. En la práctica se violan las disposiciones constitucionales y legales por el Gobierno de turno, los recursos económicos de salud y educación, no han tomado el debido destino, pero sí hay dinero para la corrupción pandémica, intereses fondomonetaristas y de grupos de poder. La ley Orgánica de Educación Superior (LOES), en su Art. 117 manifiesta: “Todas las universidades y escuelas politécnicas son instituciones de docencia e investigación”; y, el Art. 145 de la misma Ley, sobre “El principio de autodeterminación para la producción del pensamiento y conocimiento”, tendrán dificultades para el cumplimiento de los fines de la academia, la innovación, por el recorte presupuestario de 900 millones de dólares, según opinión pública.