Huertos familiares y sistemas de microtúnel agrícolas frente a COVID-19

Moradores del barrio Yanacocha utilizan huertos agrícolas como una alternativa para abastecer a sus familias, frente a la pandemia.

Implementación de huertos familiares y cultivos agrícolas bajo un sistema de microtúnel es la alternativa que realizan las familias del barrio Yanacocha de la ciudad de Loja. El objetivo es enfrentar la situación económica que viven a causa de COVID-19.

En este período de aislamiento, frente a la crisis sanitaria producida por el coronavirus, los habitantes del barrio Yanacocha han implementado sistemas de cultivo agrícola para consumo doméstico y como alternativa para generar ingresos. Eduardo Loja labora en la Prefectura de Loja, menciona que han tomado todas las medidas de salud necesarias para evitar contagios en su familia debido a que él está constantemente saliendo de su hogar por el trabajo. No ha tenido muchas necesidades de alimentos ya que posee un huerto familiar, “sembramos todo tipo de hortalizas que nos sirven para el consumo e incluso algunas veces donamos un poco a los que necesitan”.

Plantaciones de legumbres y hortalizas ayudan a las familias del barrio Yanacocha
a sobrellevar la crisis económica.

Laura Medina, ama de casa y madre de 3 hijos, explica que la situación que están enfrentado es muy dura ya que su esposo quien trabajaba como albañil, era el único sustento de la casa y ahora se ha quedado sin trabajo. Este acontecimiento les obliga a vender el cultivo de hortalizas y verduras que producen en un huerto pequeño ubicado al frente de su casa. La venta de estos productos los realiza en el mercado Mayorista y recibe una monetización total de USD 8 por las ventas, con esto compra víveres que le abastecen un par de días. También menciona que sus hijos no están teniendo la educación adecuada por el nulo acceso al internet y solamente una vecina es quien les apoya con las tareas escolares.

Cada familia, busca la forma de sobrevivir, en medio de la pandemia del coronavirus..

Vivir en el campo es una bendición ya que se tiene una forma de sobrevivir, asegura Carmen Carchi, esposa del presidente del barrio. Trabajar en el campo les ha ayudado a enfrentar la crisis económica por la que atraviesa el país. Ellos consumen los alimentos que producen y también los venden en almacenes porque estos son tratados de manera natural sin la intervención de químicos y de alguna manera les ayuda a tener sus clientes. No solamente es la agricultura el sustento de los 10 integrantes de esta familia, también la crianza de animales como gallinas, cuyes y porcinos. Indica también que en el barrio antes de la cuarentena existía un grupo de familias que realizaban esta técnica de huertos comunitarios, apoyados por la Cooperativa Coopmego, sin embargo, no se han podido reunir para esta actividad por temor al contagio ya que recientemente, hace una semana, murió un vecino por causa de COVID-19 y teme que haya más contagiados.

“Estoy muy nerviosa por el contagio que puede contraer mi familia, esto debido a que hay vecinos que están en aislamiento por el anterior contacto que tuvieron con un fallecido del sector a causa del virus. Quienes están en el cerco epidemiológico no tomaron precauciones y el domingo pasado estuvieron haciendo deporte con más moradores”. Cuenta Rosa Toledo, dueña de una tienda donde todo el barrio acude. Este acontecimiento llevó a que actualmente use todas las medidas necesarias como lo dicta el Ministerio de Salud. Ha tratado de llevar de mejor manera esta situación y no salir reiteradamente de su domicilio por lo que ella también ha optado por generar su propio cultivo de hortalizas y ciertas verduras para su consumo y venta en su negocio.

Luis Gualán, estudiante de la Unidad Educativa Fiscomisional Daniel Álvarez Burneo, cuenta que ha implementado un sistema de cultivo basado en microtúneles con la finalidad de tener alimento sano en su familia. “El microtúnel es muy fácil de realizar se fabrica con cualquier material reciclable de la casa y puede ser colocado en cualquier lugar. Es más efectivo que un huerto al aire libre ya que en este sistema se puede controlar la temperatura, las plagas. La producción se adelanta dos semanas con respecto a otro cultivo”. Es la segunda vez que emplea este método de cultivo en el que cosecha coles, rábano, acelga y cebollín. También explica que cría cuyes y gallinas como un emprendimiento para poder ayudar en la casa ya que sus padres tienen problemas de salud y no pueden ejercer sus labores.

Cultivo agrícola de hortalizas bajo microtúnel como una alternativa frente a COVID-19.

Los huertos familiares han sido la mejor opción para sobrellevar la demanda de alimentos en cada uno de los hogares. Incluso se han generado propuestas como los microtúneles de cultivo agrícola. Yanacocha como muchos otros barrios de la ciudad de Loja enfrenta los estragos de COVID-19 y cada morador ha tenido que adaptar su forma de trabajo frente a la crisis epidemiológica que enfrenta el país.

Yanacocha
El barrio está ubicado al noroccidente de la ciudad de Loja.