Si quieren ayudar a Cuba suspendan el bloqueo

A propósito del festival desestabilizador orquestado el pasado 11 de julio en San Antonio de los Baños al sur de Cuba, que la prensa burguesa dio a conocer al mundo como si se tratase de un estallido nacional, repitiendo frases como: “despertó el pueblo cubano…, se acabó la dictadura castrista”, etc., etc. Muy a pesar de los contrarrevolucionarios, rápidamente el pueblo cubano salió a defender su revolución. Esa revolución que en medio de la crisis es capaz de tener programas y políticas en función del bienestar de todos, que esta vacunando a su población con una vacuna hecha en Cuba porque sabían que el imperio norteamericano iba a impedir se les venda cualquier vacuna.

La CIA y la oligarquía internacional clamaron por “ayuda humanitaria a Cuba”, olvidando que el pasado 23 de junio de 2021, la Asamblea General de las Naciones Unidas, por enésima vez rechazó el genocida bloqueo a Cuba. De 200 países, solamente Estados Unidos e Israel votaron en contra, mientras que Colombia, Ucrania y Emiratos Árabes se abstuvieron. El Presidente de México Manuel López Obrador, expreso que: “si se quisiera ayudar a Cuba, lo primero que se debería hacer, es suspender el bloqueo a Cuba como lo están solicitando la mayoría de los países del mundo, eso sería un gesto verdaderamente humanitario”

La larga historia del bloqueo a Cuba es un acto criminal vigente desde 1961 hasta la actualidad. Las decenas de intentos por destruir la revolución en la isla han sido fallidos. La peor derrota de los Estados Unidos fue la sufrida en Playa Girón. Incluso las sanciones comerciales a terceros han fracasado. Entonces la CIA con el mismo formato utilizado en los países que no se someten a sus dictámenes, a través de las redes sociales fabricó la operación “SOSCuba”, para que artistas internacionales y yotuberes aparezcan en videos difundiendo una serie de noticias falsas sobre el supuesto mal manejo de la pandemia y pidiendo una “intervención humanitaria”.

Estos marrulleros no dicen que Cuba tiene más de 60 años de bloqueo económico, que le ha impedido el abastecimiento libre de alimentos, medicinas e instrumentos tecnológicos. Callan estos sátrapas que a pesar del bloqueo, Cuba ha desarrollado dos vacunas contra la COVID-19. Callan también que la ayuda humanitaria a los pueblos para Cuba significa la solidaridad internacional para salvar vidas como lo que se hizo en Italia durante el cruel período de la pandemia, al contrario de la “ayuda humanitaria” estadounidense que envía ejércitos de invasión para destruir y saquear los recursos naturales de los países intervenidos.

Sorprende que los Estados Unidos muestre preocupación por el pueblo cubano, porque a más del genocida bloqueo destina millones de dólares para que mercenarios dirigidos por la CIA y respaldados por un grupillo mínimo de elementos antisociales, vagos y delincuentes conspiren. Pero se encontraron con un pueblo convencido de su revolución y con la solidaridad de los pueblos que luchan por la libertad y en contra de la hegemonía neoliberal.