A extender una mano a la familia Ortiz-Macías

El incendio estructural que acabó con la vida de las pequeñas Anayeli y Fernanda en el barrio Capulí Loma, occidente de la ciudad, a la par de dolor y angustia también dejó desolación en la familia Ortiz-Macías, ya que la vivienda donde vivían quedó totalmente devastada por las llamas.

Pablo Macías, abuelo materno de los tres menores, relató con tristeza para Crónica que su que su hija y madre de los niños, Susana Maribel, no tiene nada a causa del fuego y solo se quedó con lo que llevaba puesto.

“Lo que necesitan es ropa y zapatos para su nieto Jesús de 8 añitos y su hija que en la actualidad tiene 26. También camas, colchones y enseres de cocina (ollas, platos, cucharas). Las donaciones pueden hacerlo en su vivienda, ubicada en el barrio Capulí Loma, a 5 minutos más delante de la Escuela Municipal, frente a una urna de la Virgen de El Cisne”.

La ciudadanía lojana puede contactarse al celular 0993685368 de Pablo Macías.

Sepelio

La tarde de este miércoles 29 de diciembre, la familia dio cristiana sepultura en el Parque de los Recuerdos a las dos niñas que perdieron la vida por intoxicación de gases tras el incendio en su casa. La misa de cuerpo presente se dio en la casa del abuelo.

Amigos y parientes están consternados y hasta la fecha todavía no creen que los infantes ya no estén con ellos por su repentina pérdida.(I).

Dato

El incendio se produjo el lunes 27 de diciembre a las 17h40.