Los héroes del emprendimiento. Sigifredo Camacho Briceño.

Héroes del emprendimiento. Sigifredo Camacho Briceño.


Por: Sandra Beatriz Ludeña J.
María Yolanda Castillo L.

Personaje: Sigifredo Camacho Briceño.
Tipo de emprendimiento: Cultural.
Nombre del Emprendimiento: Arte de Sigifredo.
Rama de actividad económica: Pintura y escultura.

Sigifredo Camacho y su expresión artística, trasmite comprensión del mundo y empatía, parece esculpido al ritmo del arte, al cual le dedica su vida; por ello, su espíritu libre se siente como resplandor de astro, tal cual rey de la plástica, que ha conquistado su universo.

Historia: Sigifredo es Tecnólogo en Pintura y Decoración de Interiores por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL); tiene Diploma en Escultura por la Universidad de Carrara – Italia. Fue profesor de Pintura y Dibujo artístico en la UTPL. Actualmente radica en Italia.

Nació para el arte y dice: “Creo que estaba en mis adentros, algo que inquieta y despierta”, así se descubrió artista a los 18 años de edad, trazando retratos. Su mayor sueño perfilar su yo interior, —Una necesidad suprema—. Se inspiraba en la pintura de la Escuela Sevillana y otras.

Habla filosóficamente, su sabiduría la extrae del aprendizaje directo al conversar, dialogar, preguntar. Su arte es un acto existencial de expresión humana.

Ostenta el premio del Salón Nacional de Pintura “Eduardo Kingman” (2004). Con su obra “Ternura de piel metálica”, quizá Sigifredo haya oscilado una dimensión superior, al llevar a su espectador en un viaje interior, destinado a sentir y comprender, tanto identidad como dinámica vital, en un proceso psicosocial y psicohistórico que marca un antes y después en quién observa y a la vez se observa.

Forma de trabajo: Sus murales son reconocidos, la cerámica al fresco, creación de obras en óleo, acuarela, carboncillo, sepia, al pastel, al bolígrafo, no pasan desapercibidas, pues, hay estética por todos los ángulos. Hace dibujo creativo y comercial, trabaja el cromatismo abstracto. Y en escultura sus temas son expresionistas.
Entre los artistas que admira está Miguel Ángel, Eduardo Kingman y, a sí mismo.

En su extensa obra sobresale: tres retratos de presidentes para el Congreso Nacional y una galería completa para la Corte Constitucional, que se perdió sin saber qué destino tuvo. Recuerda un retrato de Juan Pablo II que está en el Vaticano, otro, en el Museo Arzobispal de Varsovia, y más obras se exhiben en el Museo de Calabria al sur de Italia.

Ha expuesto en Los Ángeles (California) invitado por la escultora Alissa Blass. En Venezuela, Perú, Noruega, Bélgica, España, Berlín, Varsovia. En el Palacio de las Naciones Unidas de Ginebra, e Indonesia. En Italia: Roma, Florencia, Génova. Por esto, es el embajador del arte ecuatoriano. No le importa pintar o exponer en parques, al aire libre, dice: “Tenemos que despojarnos de la timidez, pues, hay que ser”.

Su producción es por pedidos y creaciones; la primera categoría son recursos para su mantenimiento; y, la segunda, como expresión interior en cada pincelada que da.

Su arte es para deleitar el espíritu, en Europa ha causado entusiasmo porque él pinta colores vivos, con energía que influye y converge para dar sentido a la existencia.

Participa en eventos al aire libre: en ferias, plazas y pueblos. Sus mejores obras, las crea en espacios así, él no se cohíbe. Es un caminante del mundo, viviendo culturas diferentes, que han ensanchado su conciencia.

Forma de negocio: Se cotiza entre USD 1.600 a USD 6.200. Sus obras son valoradas, los precios se fijan de acuerdo con los materiales empleados, la antigüedad de la obra, el tamaño, currículo del artista y su trayectoria.
El gran obstáculo para los artistas es lo económico, pues, los viajes y exposiciones son con recursos propios, nadie financia nada; dice: “Carecemos de un asesor que explique cómo agilitar procesos de transporte legal de obras, con menores gastos y trabas”. Propone convenios entre los países para privilegiar al arte.

Exhorta al artista a proyectar la mente hacia fuera, búsqueda constante, ya sea en el propio país o fuera de éste, gestionar intercambios entre universidades del mundo; para provocar el desarrollo del arte.

Le agrada este proyecto que resalta al héroe del emprendimiento cultural, pues, es una trilogía: obra-artista-espectador.

Mensaje: “Que los interesados compren obras originales y no copias, impulsando el desarrollo del artista. El arte tiene que amarse, esto es crear vínculos permanentes, en conversatorios, reuniones de arte, para enriquecer el acervo cultural”.

Lo encontramos en: redes sociales como Facebook: https://www.facebook.com/camacho.sigifredo, código QR y en la muestra retrospectiva: “Cromatismo Abstracto” en el Museo de la Cultura Lojana.