Audiencia diferida sobre el caso de funcionarios impagos en el Municipio de Gonzanamá

Audiencia que se desarrolló en la Defensoría del Pueblo.

José Francisco Herrera, Carlos Palma Castillo, Jairo Veintimilla, Néstor Ojeda Prieto son 4 de los 7 funcionarios que acudieron, ayer, a la audiencia desarrollada por la Defensoría Pública por vulneración de sus derechos al no pagarles los sueldos por más de 4 meses. La audiencia se difirió para la próxima semana.

Suspensión

César Guerrero, abogado de los afectados, señaló que efectivamente sus defendidos, los cuales son 7, llevan entre 4 y 8 meses impagos, sin embargo, en la audiencia el abogado del Municipio de Gonzanamá señaló que no ha sido debidamente notificado.

“En base a un principio de buena fe, se le dio el tiempo necesario para que se ponga al día al defensor de la entidad y la audiencia se reanudará el próximo martes 16 de junio a las 10h00. Además, le han pedido que se dirijan dos oficios: el primero al director financiero para que establezca, quienes están pagados e impagos, y el segundo, al Talento Humano para que indique a donde los cambiaron y cuales han sido las funciones durante los últimos 3 meses”, dijo.
Agregó que tenerlos ‘sin funciones’ es un claro atentado contra los derechos de las personas.

Javier Peláez, procurador Síndico del Municipio de Gonzanamá, destacó que no solo son los 7 funcionarios que se encuentran impagos sino la mayoría, ya que lamentablemente a raíz de la pandemia el Gobierno les está adeudando las acciones presupuestarias del mes de abril e impide el pago de los salarios, pero indica que están realizando gestiones para cumplir con los sueldos.

“La realidad contractual de las 7 personas es un poco complicada y compleja, inclusive la administración anterior les había quedado debiendo, porque se exigen la presentación de informes”, destacó.

Remuneración

José Francisco Herrera es el asistente de Relaciones Públicas del Municipio de Gonzanamá, le adeudan 8 meses (5 del año anterior y 3 del actual). Indicó que es el único comunicador social del Ayuntamiento y le apena mucho que ese recurso no sea utilizado para informar a la ciudadanía del trabajo y acciones que se viene realizando durante esta pandemia.

Cree que, todo parte de un tema político, ya que fueron trabajadores de la administración anterior y tras la llegada del actual continuaron laborando.

Por su parte, Carlos Palma Castillo es coordinador de la Unidad de Riesgos de la Municipalidad y le deben 8 meses. “El alcalde desde que inició con la nueva administración (la segunda), siempre a las personas que no piensan igual políticamente los ha puesto a un lado. Por ejemplo, en su primer período 2009-2014 también fueron perseguidos e incluso les anuló el nombramiento definitivo y les colocó un provisional”.

En cambio, Néstor Ojeda Prieto, técnico de la Unidad de Tránsito, contó que, en su caso la deuda es de 4 meses (diciembre, marzo, abril y mayo). Indicó que ha dialogado con el alcalde Norman Espinoza y le solicitó de manera verbal, por tres ocasiones, que le pague el sueldo, pero el burgomaestre ha hecho caso omiso a su pedido.(I).(FJC).