Lo público es exclusivamente público

José Bolívar Castillo

Por lo visto, estos últimos tiempos, tanto en el Ecuador, en Loja como en la patria grande, nos hace falta entender y aceptar: qué es y para qué es el Estado, es decir lo político, lo público, lo que corresponde a la “polis” como tal, que jamás puede ser usado en beneficio particular o en favor del interés de parcialidades ya sean grupos de presión económico especulativo como suele ser tan frecuente o también de gremios o de partidos o movimientos políticos o peor aún de sus facciones que pugnan por generar clientelas electorales. Ni la filantropía con fondos públicos, ni convertirlo al Estado en instrumento dócil al servicio de los grupos más influyentes, conducen a nada positivo, peor al desarrollo o la democracia.

Continúa leyendo “Lo público es exclusivamente público”

Un acuerdo de lojanidad

José Bolívar Castillo

En el marco de lo que son las competencias propias de la Función Legislativa, sí es posible, o mejor digamos indispensable, un “acuerdo de lojanidad” que por arriba de la plancha de los partidos o movimientos nacionales a los que se hallan vinculados los parlamentarios electos. En mi criterio deberían articularse desde el punto de vista legislativo y de control político no solo los cuatro asambleístas lojanos sino los once legisladores de la Región Sur integrada por las provincias de El Oro, Zamora y Loja.

Continúa leyendo “Un acuerdo de lojanidad”

El voto en plancha

José Bolívar Castillo

Elementos esenciales de una democracia son: la libre participación ciudadana en el poder público, la separación y autonomía de las funciones del Estado. La democracia es propia de ciudadanos y no de partidos o movimientos que solo pueden ser útiles para canalizar la opinión pública hacia la toma de decisiones electorales o plebiscitarias, pero que jamás pueden sustituir ni limitar la libertad ni la participación del ciudadano.

Continúa leyendo “El voto en plancha”

Pan, techo y camello

José Bolívar Castillo Vivanco

Vivimos de emergencia en emergencia y las emergencias constituyen la insustituible posibilidad política de ejercer la filantropía con fondos públicos que resulta ser un gran negocio económico y sobre todo político. Al Estado en su versión central o local no le toca distribuir bienes de consumo, sino crear y garantizar las condiciones para que los ciudadanos con su trabajo productivo de bienes y servicios satisfagan sus propias necesidades.

Continúa leyendo “Pan, techo y camello”

Desmantelar el municipio

José Bolívar Castillo V.

No sé si muchos ciudadanos en esta permanente manipulación mediática y política que vivimos, se habrán dado cuenta que en realidad la farándula política nacional preocupada por lo que sucedía en Loja en términos positivos pusieron en marcha desde noviembre del 2017 ( Hotel Howard Johnson) un plan político de debilitar y desmantelar el municipio y para ello el proyecto clave es generar cuantos municipios paralelos sea posible a título de empresas públicas que asuman las principales competencias exclusivas del Municipio que deben ser dirigidas por el Gobierno Local que tiene un ejecutivo que es el alcalde y un cuerpo colegiado legislador y supervisor que son los miembros del Cabildo .

Continúa leyendo “Desmantelar el municipio”

Sin comunicación no hay democracia

José Bolívar Castillo Vivanco

El sábado 6 de mayo me causaba verdadera hilaridad contemplar como en determinada radio un programa denominado Opinión Ciudadana que como es muy bien conocido dedicaba programas enteros al tema de la corrupción y con ello a encontrar el pretexto para denigrar con afirmaciones infundadas, que son promovidas como escándalos, por quienes la mayor parte de las veces pagan con fondos públicos verdaderas campañas de exclusión y linchamiento mediático, de pronto cuando ha salido a flote toda la corrupción caos e ingobernabilidad que impera en el Municipio de Loja, prescinde del manido tema de la corrupción que se encuentra precisamente en estos días en el centro de las preocupaciones e indignación ciudadana, para ocuparse con tonos y revuelos académicos del tema del Sistema Federal de Gobierno, que según tan eruditos analistas debería implantarse en el Ecuador al igual que lo hizo Loja en 1859.

Continúa leyendo “Sin comunicación no hay democracia”