Finanzas para emprendedores (1/2)

Diego Lara León

La gran mayoría de emprendedores con los cuales converso sobre emprendimiento “fruncen el ceño” y “se rompen la cabeza” cuando les pregunto cómo manejan las finanzas, el dinero y las cuentas de su negocio.

Así como a muchos no les gusta comer verduras, ni poner poca azúcar, ni beber mucho líquido, ni hacer ejercicio, pero deben hacerlo porque eso permite tener salud; así también, el emprendedor debe, aunque no le guste saber y manejar las finanzas de su negocio. La salud del emprendimiento depende entre otras cosas del control que se tenga de los ingresos, gastos, ventas, deudas, etc. No es opcional para Ud. emprendedor meterse en el mundo de las finanzas, si quiere sobrevivir y sobresalir en los negocios debe conocer y debe preocuparse siempre por los números y las cuentas.

Voy a comentarles cinco reglas que en mi experiencia deben cuidar y aprender a manejar los emprendedores si quieren tener buena salud financiera:

Primera Regla. – Nunca deje rezagado el control de las finanzas. El ser humano tiene la tendencia de dedicar más tiempo y concentrarse en lo que le gusta o en lo que cree que hace mejor, un emprendedor se concentra en el desarrollo del producto, en la parte operativa, en la logística, en las ventas y descuida el dinero que entra y sale del negocio. Al final las finanzas son números y el mundo de los números es muy sencillo “uno más uno es dos”. Una pregunta recurrente es ¿Cada cuánto me debo preocupar de las finanzas del emprendimiento? La respuesta es: todos los días, al menos 15 minutos dedíquele a este tema.

Segunda Regla. – Separar las finanzas personales de las finanzas del emprendimiento. Es común que el emprendedor se vea tentado a tomar el dinero de las ventas del negocio para solventar necesidades personales y familiares, ¡grave error! Fíjese un sueldo y sea disciplinado. El dinero de su negocio no es su dinero de bolsillo. Muchos emprendimientos quiebran porque al final del mes no tienen liquidez para cubrir sus gastos, dinero que se fue en gastos personales. Esta disciplina debe ser más estricta en estos tiempos de pandemia donde la liquidez es muy escasa.
En mi próximo editorial hablaremos de las siguientes 3 reglas. ¡Hasta el otro viernes!