Camilo Espinosa, coordinador Zonal 7 de Educación: “Con un presupuesto de USD 4’435.737 se atendió las necesidades  de 105 instituciones”

El presupuesto para el año 2022 fue de  USD 4’435.737,46 y se dirigió a atender las necesidades más urgentes de 105 instituciones educativas de las tres provincias de la Zona 7 (Loja, Zamora Chinchipe y El Oro).

“Estamos con planes de trabajo para el próximo año. Se intervendrá otras instituciones educativas que no fueron tomadas en cuenta en el 2022”, explicó Camilo Espinosa Pereira, coordinador Zonal 7 de Educación.

Colegio Beatriz Cueva

En referencia al Colegio de Bachillerato Beatriz Cueva de Ayora, dijo que han asignado USD 161.395 en este año, “un presupuesto muy importante de intervención en la infraestructura para colocar las cubiertas  en los bloques de las aulas cuyas terrazas tenían serias filtraciones y causaban daños al interior. Eso está totalmente corregido”. Con la presencia, el reciente jueves 17 de noviembre, de la ministra María Brown Pérez entregaron la obra.

“Apadrina una escuela”

El programa nacional “Apadrina una  escuela”, manejada con  el aporte de los GAD parroquiales y municipales; las ONG; empresas privadas; compañías mineras, bananeras y camaroneras  asentadas en territorio de la zona 7 han logrado, en por lo menos otras 200 instituciones educativas las intervenciones tanto correctivas como preventivas en su infraestructura. Con ello, complementan aquello que con el presupuesto del Ministerio de Educación no logran atender, -sin embargo, todavía quedan instituciones pendientes-.

Con la actualización del inventario de necesidades de las 1700 instituciones educativas fiscales de la zona 7, un nuevo grupo de establecimientos ingresará en proceso de intervención.

“Quiero ser directivo”

En referencia a los directivos de las instituciones educativas, esperan retomar el concurso “Quiero ser directivo” con el fin de ubicar directores y rectores titulares de 25 establecimientos de la zona 7 -que tienen remuneración especial como directivos-.

Los encargos duran dos años a diferencia de los cargos titulares que son 4 años. “Se está haciendo la renovación de los cuadros directivos en la medida de lo posible y cuando los directivos ya han cumplido dos años de trabajo o más. Esto responde a una política pública de ir incorporando gradualmente a docentes que estén en capacidad de dirigir las instituciones educativas, construir liderazgos y responder a las necesidades de los estudiantes, padres de familia y del país”.(I).