En la provincia de Loja: 2022, año de inseguridad por los asesinatos, asaltos y atentados

La inseguridad que viven otras provincias del país -Loja no es ajena a esa realidad- está marcada por los asesinatos, asaltos, atentados, disturbios en la cárcel local y el decomiso de gran cantidad de droga.

Percepción

La ciudadanía señala que Loja desde hace tiempo dejó de ser la ciudad tranquila y pacífica, donde se podía caminar sin temor a ser víctimas de robos, situación que es a diario en las calles de Loja.

La ciudadana Carmen Puglla señaló a Diario Crónica que, caminar solos por la calle es peligroso y “sentimos temor y miedo cuando debemos retirar dinero de los bancos porque no se sabe quien nos espera en las afueras de la entidad”.

Igual criterio tiene Sandro Castillo, quien agrega que “la llegada de extranjeros a la ciudad -sin conocer su perfil- hace que los lojanos nos veamos vulnerables, ya que de los actos delictivos suscitados, en la mayor parte están inmiscuidos ciudadanos de otros países y las autoridades sin respuesta alguna”.

Para el representante del Ejecutivo en Loja, Fredy Bravo Bravo, indicó que los temas de seguridad de Loja y sus cantones son analizados en la Mesa Provincial de Seguridad para tomar acciones inmediatas.

En cuanto a los hechos suscitados en los últimos tiempos, agrega que las entidades competentes como Fiscalía y Policía Nacional realizan las indagaciones para dar solución a los acontecimientos.

Acciones

El coronel Víctor Hugo Ordóñez Ron, comandante de la Zona 7 de la Policía Nacional, meses atrás en diálogo con Diario Crónica indicaba que, “Loja es el Distrito de mayor concentración de muertes violentas, seguido de Catamayo, Zapotillo y Macará”.

Las personas fueron asesinadas con armas de fuego, armas blancas y armas contundentes. Agregó que, “las investigaciones para capturar a los responsables de las muertes siguen en curso”.

Hechos

El año 2022 inició con el asalto a una discoteca ubicada en la parroquia Urdaneta, cantón Saraguro, y los malhechores con amenazas de arma de fuego se llevaron cerca de USD 30.000 y una camioneta.

Luego vino, la primera muerte violenta del año. El exalcalde de Yantzaza, Ángel E. Q., fue asesinado dentro de su propio domicilio ubicado en San Cayetano, al noreste de la ciudad de Loja, bajo la modalidad de sicariato. Le propinaron 7 disparos.

Luego en el Centro de Privación de la Libertad de Loja, se dio un amotinamiento, donde una persona falleció y tres resultaron heridos de gravedad que fueron trasladados a una casa de salud.

Posterior, se registró un asesinato y suicidio en una academia de inglés, ubicada en la Avenida Zamora y calle Segundo Puertas. Una mascota también fue abatida.

En Catamayo, se registraron cuatro hechos de sangre. En uno de los casos, los sospechosos fueron capturados.

También hubo atentados con explosivos en la cárcel de Loja y una vivienda.

Para finalizar el 2022, entre noviembre y diciembre hubo 7 muertes violentas, posterior el robo a mano armada en Espíndola a una entidad financiera.(I).