Lojanos y las tradiciones del año nuevo

Familias y amigos se reúnen el 31 de diciembre a la espera de la media noche para darle bienvenida al año nuevo. En Ecuador, es común la práctica de las cábalas extranjeras, como las tradiciones de las 12 uvas, vestir de amarillo o sacar una maleta y correr alrededor de la cuadra; por supuesto, las costumbres nacionales no faltan, la más conocida: quemar un monigote que represente el año terminado.

En Loja se realizan estas actividades de generación en generación con el fin de procurar el bienestar, la salud, fortuna y hasta amor dentro de los hogares.

Diario Crónica mediante opinión pública recogió distintos testimonios. Para Brian Fárez estas cábalas de fin de año son una forma de demostrar muchas de nuestras costumbres y cultura. Él destaca que “es importante compartir con las nuevas generaciones para que estas costumbres no se pierdan ya que dicen mucho de Ecuador y creo que deberíamos conservarlo”.

Franco Correa nos menciona que, en su familia utilizan ropa amarilla para la buena abundancia, al igual que roja, para atraer el amor. Otra curiosa actividad, que se observaba mayormente en la Loja antigua, es la de correr alrededor de la cuadra de la vivienda para asegurar viajes, así lo cuenta Elsa Ortega, ciudadana de la tercera edad. “Regresé a ver y ya no había maleta, me quedé sin viajar” agregó entre risas al contar su última anécdota realizando esta tradición.

La quema del popular año viejo significa dejar atrás penas y dolores. Familias como la de Gabriela Pérez Veintimilla, llegan a saltar la fogata encendida por la combustión de los monigotes. Lojanos con algarabía festejan de esta manera a la espera de buenos momentos y para despedir malos recuerdos.(I).