El cultivo de la palabra desde su máxima expresión cognitivo-afectiva

Galo Guerrero-Jiménez


Desde el enfoque afectivo, interactivo y contextual, la palabra en cualesquiera de sus ámbitos tiene que convertirse en el arte de una adecuada narración o de una fina concepción poética, del buen decir, aceptando al otro como un contertulio, los cuales a partir de su cognición inteligentemente asumida, desde la afectividad más sentida y desde el contexto en el cual se desenvuelven, puedan intervenir dialogal, axiológica, filosófica y metalingüísticamente, no para la expresión de una verborrea sin sentido, sino desde el compromiso de la realidad que la mente humana llega a comprender y a procesar el conocimiento que cognitivamente se fragua a diario en esa interacción de lenguaje humano que va y viene, pero que no puede reducirse a unas relaciones simplonas entre estímulo y respuesta, sino a la concepción de nuestra propia biografía biogeográfica y espiritualmente asumida desde una responsabilidad antropo-ética que busca su camino para entregarse por completo a la devoción de un lenguaje que comunicativamente los contertulios lo asumen desde la competencia y la compartencia afectiva y cognitivamente puesta en marcha a través de “una serie de microdestrezas: saber aportar información y opiniones, mostrar acuerdo o desacuerdo, resolver fallos conversacionales, saber en qué circunstancias es pertinente hablar y en cuáles no, entre otras. [puesto que], el modo más habitual y espontáneo de la expresión oral es la conversación, ya sea en forma de entrevista, debate, encuesta, conferencia o discurso” (Robles, 2013), y sabiendo que, como señala Sara Robles, “la comprensión de un mensaje se da siempre en estos tres planos de forma simultánea y mediante una interconexión entre los tres: literal, transaccional e interaccional”.

Continúa leyendo “El cultivo de la palabra desde su máxima expresión cognitivo-afectiva”

El enfoque afectivo, interactivo y contextual de la lectura

Galo Guerrero-Jiménez

La lectura de las letras y la lectura de la vida misma en sus más amplias dimensiones no puede ser leída, ni comprendida, ni valorada axiológica ni hermenéuticamente si no se parte de un enfoque afectivo, interactivo y contextual, de manera que nuestra estructura cognitiva se sienta acompañada por el ritmo del corazón y en el escenario de la realidad social (Beltrán, 2004), que es en donde el ser humano, alfabetizado o no, aprende a relacionarse con la esencia misma de la vida comunitaria y con la amplitud o estrechez de su concepción personal, a sabiendas de que toda realidad antropológica debidamente asumida nos lleva a una concepción fenomenológica que enriquece y nutre la temática del lenguaje sígnico y simbólico al ciudadano que se deja envolver por ella hasta convertirse en un ser locuente, es decir, creador de ámbitos y experiencias de locuencia interactiva que culminan en relaciones de encuentro contextual, dada la voluntad de la mente humana para, desde una adecuada posición afectiva “desentrañar el sentido de la vida, el enigma de la existencia humana, lo que la hace noble y digna de ser vivida. [Pues,] descubrir la grandeza de la vida humana cuando en ella alienta un impulso creativo” (López Quintás, 2014) gracias a que el texto leído se convierte en un medio para que la existencia, desde nuestra cognición mental, adquiera otro ritmo de vida, es decir, una mente dispuesta para “convertirla en un hogar espiritual mediante la creación de vínculos valiosos” (López Quintás) como el de la grandeza afectiva e interactiva que une al ser humano desde el lujo del lenguaje armónico, analítico y hermenéuticamente asumido para la vivencia de la creación estético-axiológica más efectiva de las relaciones humanas.

Continúa leyendo “El enfoque afectivo, interactivo y contextual de la lectura”

Educar en la formación de lectores

Galo Guerrero-Jiménez

Que alguien nos eduque o que cada uno se autoeduque en la formación lectora partiendo solamente desde las competencias lectoras centradas fríamente en el ámbito pedagógico-didacticista, no siempre ha resultado favorable para que el lector se adentre en el conocimiento y estudio de sus más cálidas experiencias antropológico-socio-estético-axiológicas, porque, como muy bien lo señala Bialet (2018), “la educación por competencias deviene de teorías mecanicistas de aprendizaje, donde la perspectiva está puesta en el procesamiento de información y en la eficacia/experticia que el estudiante es capaz de desarrollar para reproducirla; el producto importa más que el proceso, puesto que se lo entiende y mide cuantitativamente”.

Continúa leyendo “Educar en la formación de lectores”

La lectura y la escritura son microcosmos de conciencia humana

Galo Guerrero-Jiménez

Creer en algo significa poder emprender en ese algo en el que uno cree, porque sabe que desde la razón y la emoción más sentidas es posible un conexión significativa de experiencias personales por medio de esas creencias que tienen que ser significativas para que haya la voluntad de emprenderlas con decisión y en congruencia con nuestras convicciones y valores que nos enseñan a percibir esa realidad de la mejor manera posible y en consonancia con lo que queremos lograr para que nuestro entorno sea más vivible, más armónico, más saludable.

Continúa leyendo “La lectura y la escritura son microcosmos de conciencia humana”

El usuario escanea con la mirada en vez de leer

Galo Guerrero-Jiménez

En estos tiempos de incertidumbre y de corrupción moral y político-ideológica que afectan a la sociedad de manera tan inmisericorde e inhumana, se vuelve imperiosa la necesidad de fortalecer los cimientos más firmes de su condición humano-axiológica y antropológico-ética para que el proceso educativo-familiar, cultural, social y humanístico-científico siga siendo el sostén a través del cual la naturaleza humana pueda continuar en el más alto apogeo de su racionalidad y de dignidad a la que todo ciudadano tiene derecho para vivir con la mejor expresión de su salud intelectual, emocional, espiritual y metalingüísticamente representada desde la manifestación deitática de su conducta cognitivo-comunicativa.

Continúa leyendo “El usuario escanea con la mirada en vez de leer”

El género, el sexo y el desdoblamiento en el uso de la lengua

Galo Guerrero-Jiménez

En todo asunto humano son necesarios la reflexión, el análisis ponderado, la interpretación, la inferencia y la creación adecuada de un ámbito hermenéutico-axiológico para que la comunicación sea uno de los efectos humanos más distinguidos y meritorios que tiene toda persona al usar la palabra como “la expresión más propia del yo y de su tensión nunca agotada para entrar en contacto con el tú, (Colombero, 1994) es decir, con el nosotros y con el todo que conforma la naturaleza humana en sus múltiples manifestaciones ante la vida.

Continúa leyendo “El género, el sexo y el desdoblamiento en el uso de la lengua”

La elocuencia de la palabra desde la soledad y la lectura

Galo Guerrero-Jiménez

El científico y humanista Albert Einstein sostenía categóricamente que “cada uno de nosotros es responsable de la formación de una opinión pública a través de cada acto, de cada palabra” (2016) que debe ser plenamente asumida por nuestra idiosincrasia personal desde el más pleno convivir de nuestro raciocinio cognitivo, de nuestra emocionalidad, pero, ante todo, de nuestro condimento espiritual que es el que no promueve a ser hijos de nuestras propias elecciones en la medida en que el lenguaje se convierte en un puente de comunicación con una fuerte carga simbólica de la representación del mundo que nuestro yo condimenta, crea, recrea y procrea desde la dinamia de nuestra competencia interior para que la palabra aparezca reluciente de pleitesía humana para crear vínculos de alianza, de promesa, de verdad, de justicia, de paz y de todos los condimentos axiológicos que nos facilita la inteligencia espiritual y la inteligencia interpersonal que son las que nos facultan “para establecer vínculos, para desarrollar correctamente relaciones interpersonales, prepara para desarrollar habilidades comunicativas. Se desarrolla en el plano del diálogo, pero el lugar específico, el marco propio para su verdadero desenvolvimiento es la soledad, [puesto que ella] permite comprender mejor a los seres humanos” (Torralba, 2010).

Continúa leyendo “La elocuencia de la palabra desde la soledad y la lectura”

Hastío, lectura y potencialidad mental

Galo Guerrero-Jiménez

Hoy, en tiempos de crisis como el de la pandemia del coronavirus y de la corrupción moral, los ciudadanos más desprotegidos son los que peor pagan las consecuencias de este proceso ético y axiológico-antropológico deteriorado, bien porque las fuentes de trabajo se agotan y en consecuencia los niveles de educación, de cultura y de humanismo en general se deterioran, con lo cual resulta difícil desarrollar la potencialidad que la mente humana tiene para enfrentar el desarrollo de la vida en sus múltiples manifestaciones.

Continúa leyendo “Hastío, lectura y potencialidad mental”

Conocimiento y educación neurolingüística

Galo Guerrero-Jiménez

Los componentes lógico-cognitivos y la pluralidad de emociones que a lo largo de su vida asume toda persona, impregnan una manera específica de conocer, y de conformidad con esa concepción personal, asume una posición psicológico-fenomenológica para relacionarse con la naturaleza y, en especial, con el prójimo, de manera que sea posible una capacidad empática de operaciones mentales que a través del pensamiento y del lenguaje pueda canalizar su mundo interior, su riqueza espiritual, para proyectar lo que él es en su idiosincrasia de ente humano para comunicarse con la más sana racionalidad de su conducta moral o desde las más bajas pasiones que lamentablemente atropellan la dignidad personal y del mundo social humano.

Continúa leyendo “Conocimiento y educación neurolingüística”